“C. H. Spurgeon: Gran predicador y pastor,” Tomo VI:82-84
Por:  Dr. Donald T. Moore

            Charles Haddon Spurgeon (1834-1892) nació en Kelvedon, Essex, Inglaterra, el 19 de junio de 1834, el primer hijo de John y Eliza Spurgeon. A los diez meses sus padres se mudaron a Colchester donde su padre fue un comerciante y un predicador exitoso en una iglesia congregacionalista. Ocho meses después comenzó sus seis años de vida con sus abuelos debido a las circunstancias difíciles en su hogar. Su abuelo, James Spurgeon, fue pastor por 54 años y como predicador tenía una habilidad excepcional.[1] Sus antepasados habían huído de Holanda durante la persecución desatada por el Duque de Alva.

            Aunque Charles nunca estudió en la universidad, tuvo ventajas educacionales moviéndose con sus padres en la sociedad, un privilegio excepcional en su día. Se educó formalmente en varias escuelas en diferentes sitios bajo una variedad de maestros.

            Aunque fue criado en iglesias independientes y trabajó en una escuela donde su jefe fue bautista, Spurgeon se convirtió a Cristo en una capilla privada metodista en enero de 1850. Al convertirse, visitaba a los pobres y conversaba con sus compañeros de clase acerca de sus vidas espirituales. Leía la Biblia día y noche y así se convenció de su necesidad de ser sumergido en el agua. En mayo de ese año fue bautizado por un misionero bautista en el río Lark. Meses después se mudó para la ciudad de Cambridge donde se unió a la Capilla Bautista de San Andrés de un pueblo cercano y en ese mismo año a la edad de 16 años predicó su primer sermón en una aldea cercana. Basó su mensaje en el texto de 1 Pedro 2:7. En seguida el público reconoció su don de oratoria. Y esto lo convirtió en el predicador bautista británico más famoso del siglo XIX y sus sermones siguen siendo populares aún hoy. Por eso han sido publicados en múltiples tomos en muchas partes del mundo.[2]

            Entre 1852 y 1854 pastoreó una iglesia bautista de un pueblito a cinco millas de Cambridge donde en poco tiempo la pequeña capilla con techo de paja se llenaba. En abril de 1854 fue llamado a pastorear la New Park Street Baptist Church en Londres y casi de un día para otro se convirtió en el predicador más popular en esa ciudad capital y aun en todo el país. La capilla había estado vacío. En poco tiempo hubo que agrandarla, pero cuando terminaban la remodelación, quedaba pequeña debido a la mucha gente que acudía para escuchar al joven predicar.

            En 1856 el reconocido pastor se casó con Susana Thompson, una miembro de su congregación, y pronto creció su familia al nacer sus hijos gemelos. Doce años más tarde su esposa se quedó inválida. No obstante, el ambiente espiritual del hogar mejoró debido al cuidado y consideración adicional que se tenía que darla.

            Cuando la iglesia terminó de construir su nuevo edificio en 1861, se cambió de nombre a Tabernáculo Metropolitano donde ministró el "príncipe de los predicadores" el resto de su vida. Durante su ministerio de 31 años su predicación atraía a las multitudes. Una de las razones que acudían a escucharlo fue que sus sermones "reflejaba una teología tradicional centralizada en un calvinismo evangélico que invitaba a los pecadores a una experiencia personal de gracia a través de fe en Cristo."[3] La asistencia promedio para los cultos los domingos por la mañana y por la noche rebasaba los 5,000. Se añadió al Tabernáculo Metropolitano un total de 14,723 miembros a su iglesia, 10,800 por bautismo y 2,923 por carta y 1,000 por declaración y restauración. Cuando murió, la membresía estaba en 5,307. Aun cuando viajaba a todas las ciudades principales de Inglaterra, Escocia e Irlanda, predicaba a veces a audiencias de 10,000.

            Se ha dicho de él: como sucedió a Juan el Bautista, las multitudes lo buscaban para escucharle y "el fuego de Dios lo arropó como sucedió al profeta Elías delante de Israel reunido en el Monte Carmelo." Aun "la realeza decía presente en su Tabernáculo al igual que los lavaplatos." El primer ministro de su país le invitaba a almorzar con él, y los taxistas rehuzaban cobrarle, pues lo consideraban un honor transportar al "príncipe de los predicadores." A una ama de casa amasando pan Spurgeon solía decirle, "¿Alguna vez has probado el Pan de vida?" A muchos carpinteros preguntaba, "¿Alguna vez has tratado de construir una casa sobre la arena?" Como voz nacional pronunciaba y daba su consejo sobre las cuestiones que tenían que ver con la moralidad, la religión y los pobres. Siempre a él le apasionaban las almas de los inconversos.[4]

            Como autor prodigioso escribía con gran sinceridad -- la misma cualidad que lo distinguió como predicador. En 1865 comenzó el periódico mensual "The Sword and Trowel," que tenía el propósito primordial de solicitar ayuda económica por las actividades de Spurgeon. Desde 1855 publicaba un sermón cada semana; estos mensajes fueron confeccionados en varios tomos y a veces traducidos a los principales idiomas europeos.[5] Se le atribuye a él haber escrito 135 libros y redactado otros 28, los cuales suman con álbumes y tratados a un total de 200. Compiló y publicó un himnario en 1866, aportando él catorce salmos y diez himnos originales. Su himno más conocido y que a él le gustaba más fue "The Holy Ghost is here."[6]

            Además de su trabajo como autor, pastor y predicador, este líder dinámico con gran carisma inspiró la formación de varias organizaciones. En 1856 comenzó el Colegio de Pastores con dos estudiantes, pero la escuela creció rápidamente. La meta principal fue proveer una educación elemental para quienes fueran llamados a predicar y para personas de poca educación. Esta institución continuó aun después de la muerte de su fundador. En 1866 fundó una asociación para repartir literatura sana y espiritual entre todas las clases en la sociedad. Los colportores recibieron un salario fijo cuando se dedicaban a diseminarla. En 1867 Spurgeon y su iglesia comenzaron un orfanatorio en Stockwell para sostener y educar a los niños desamparados de ambos sexos.

            Como calvinista convencido, determinó mantenerse firme en lo que había aprendido y no escatimó en nada su doctrina aun en el interés de la paz entre iglesias cristianas. En 1864 estalló una controversia con su predicación de un sermón poderosísimo en contra de la doctrina de la regeneración bautismal.[7] Demostró que la iglesia anglicana enseñaba esa doctrina en su libro de oración y reprochó a los eclesiásticos evangélicos que, por mantenerse adentro de ella, se quedaban callados acerca de esa enseñanza. Se vendieron miles de ejemplares del sermón que alegraba a los que favorecían a la alta iglesia anglicana, pero irritaba fuertemente a los de la baja iglesia. Aun un escritor bautista le censuró a Spurgeon por haber introducido una división entre los miembros de la misma iglesia cristiana. No obstante, Spurgeon permaneció firme, aun retirándose de la Alianza Evangélica, que en gran medida recibía su sostén de la ala baja de la iglesia oficial del estado.

            Con el tiempo su apego al calvinismo desató los lazos de simpatía entre él y muchos de su propia denominación bautista. Al paso de los años veía crecer entre los bautistas lo que él interpretó como una indiferencia a la ortodoxia. Spurgeon pensó que ellos no enfatizaban lo suficiente la naturaleza divina de Cristo y que la tendencia arminiana les estaba llevando al arianismo. Resintió el desarrollo de la "crítica bíblica moderna" y se convenció que ese enfoque debilitaba las iglesias cristianas cuando las penetraba. Como consecuencia de esta controversia "Downgrade" en 1887 anunció su retiro de la Unión Bautista, la organización principal de los bautistas, ya que no adoptaban la perspectiva de Spurgeon. Su oposición a la tendencia racionalista de dicha crítica de una parte le atrajo la simpatía de algunos y la oposición de otros. En parte por esto también retiró su membresía de la Sociedad de Liberación que en otro tiempo él había apoyado vigorosamente.

            Hacia el final de su vida sufría severamente de la gota la cual le obligaba en varias ocasiones a tomar descansos prolongados. Su fama como predicador se debía mucho a su extrema juventud, el uso frecuente del humor y el fervor de su apelación no convencional a la conciencia. A la vez fue dotado con mucho poder oratorio. No sólo se controlaba con gran disciplina y simpatía sino también tenía una voz clara y sus gestos fueron fáciles y naturales. En todo su ministerio unía comentarios astutos sobre la vida contemporánea con una exposición de las Escrituras combinada con el sabor de los pensadores puritanos. Predicó su último sermón un domingo por la mañana en junio de 1891 y fue enterrado en el Cementerio de Norwood donde está inscrito este epitafio en un simple monumento: "Aquí descansa el cuerpo de Charles Haddon Spurgeon esperando la aparición de su Señor y Salvador Jesucristo."[8]

           

 

     [1]Hudson Baggett, "Spurgeon, Charles Haddon," Encyclopedia of Southern Baptists Vol. II (Nashville: Broadman               Press, 1958), 1292.

     [2]Bill J. Leonard, Baptist Ways: a History (Vallege Forge: Judson Press, 2003), 151.

     [3]Leonard, 151.

     [4]www.swordofthelord.com/biographies/SpurgeonCH.htm

     [5]www.wholesomewords.org/biography/biospurgeon.html y copiado del Dictionary of National Biography. London:         Smith, Elder, & Co., 1898. vol. 53. Comp. Leonard, 152.

     [6]Varios de sus libros se siguen publicando en inglés y en español, uno se llama el Poder del Espíritu Santo. La                   biblioteca personal de Spurgeon se encuentra en la "Memorial Library en el Colegio William Jewell en Missouri                 incluyendo una replica de su estudio (W. W. Cuthbertson, "Spurgeon Library," II Encyclopedia of Southern Baptists,           1987).

     [7]Ver "El bautismo ¿nos convierte en hijos de Dios?" Las Doctrinas Sanas y las Sectas Malsanas, I:173-180.

     [8]Baggett, 1292.

Sobre Nosotros

Bienvenido a nuestra página oficial. La Sana Doctrina es una revista informativa sobre las sectas y las doctrinas sanas de los Bautistas del Sur.

En Contacto

La Cumbre Calle Jefferson
#616 San Juan, PR 00926

t. 787-789-1040

e. dtmoore98@gmail.com

 

Multimedios

e. pastor.acuadrado@gmail.com

Suscribirse

© 1985 - 2020 La Sana Doctrina. Diseño web por el  Pastor Albert Cuadrado.