Conversando con un ex-espiritista
Por:  Dr. Donald T. Moore

Mi nombre es Pedro Avilés Sánchez , natural de Cabo Rojo, Puerto Rico. Nací en el 1957 y en el día de hoy tengo 37 años cumplidos. Acepté al Señor como mi Salvador personal en febrero de 1977 y hasta el día de hoy el Señor ha sido muy misericordioso en lo que nos ha permitido hacer y desarrollar en su ministerio y el llamado que nos ha hecho. Desde muy joven me relacioné con el espiritismo. Ya que mi padre practicaba el espiritismo  en mi casa, tenía lo que se llama un santuario. Tenía un Buda con distintas velas y su mesa equipada con todas estas cosas -- alcohol, alcoholado, distintos líquidos -- todo esto que utilizan los espiritistas.

         Quiero enfatizar algo muy importante en esto antes de entrar de lleno en mi experiencia y mi testimonio. Es bueno que entendamos y quede claro que toda práctica del espiritismo y espiritualismo en el sentido de invocar a los muertos o espíritus muertos u otros espíritus, cual sea el caso, es dirigido por las obras de Satanás y no hay ninguna duda al respecto. El espiritismo es diabólico y es condenado por la Biblia.

         Ahora usted me va a escuchar a mí hablando y explicando lo que fue mi experiencia, lo que en aquel momento lo daba por bueno. Yo lo que quiero es darle a entender lo que es el espiritismo práctico y serio, porque hay mucha gente que lo practica en una forma seria. Por eso quiero hacer la aseveración que esto es obra satánica, aunque hay personas que no lo creen así. Yo lo entiendo, porque tengo mis convicciones que el Señor ha puesto en mi corazón. Pero el que no las tiene se cree que está haciendo una obra buena. Desde luego hay personas que practican distintas áreas del espiritismo como la santería , la hechicería  y otras cosas. Pero yo estoy hablando del espiritismo científico, que es espiritismo filosófico, el espiritismo que busca ayudar a la gente y no hacer daño a nadie. Ese era el tipo de espiritismo que mi papá desarrolló. 

         ¿Cómo él llegó a esto? Pues a través de los años él se dio cuenta que él era un "médium". ¿Qué es un "médium"? Esto es un término espiritualista que se utiliza para los que trabajan con el espiritismo. Se clasifica médium a aquella persona que tiene la facultad de recibir espíritus en su cuerpo. Esto ocurre por minutos, horas; el tiempo puede variar. Ese espíritu posesiona ese cuerpo literalmente. Entonces es que esa persona permite que el espíritu de ella se separe del cuerpo y viene este otro espíritu y toma esta persona en vida y se comunica con el público o las personas presentes. Esto es básicamente lo que ocurre con un médium que tiene esta facultad. Y muchas personas en el mundo entero tienen esa facultad. Sucedió, pues, que mi papá descubrió que tenía esa facultad. Al tener esa facultad, él comenzó a visitar centros espiritistas y todo lo relacionado con el espiritismo y comenzó a experimentar y sintió supuestamente que tenía un llamado de Dios a "hacer el bien mediante la obra espiritualista".

         ¿Qué es lo que se hace? Van personas con problemas de enfermedad y de relaciones entre esposo y esposa y entre familiares. Y simplemente ellos hacen ver que hay fuerzas espirituales que intervienen en todo esto. Y lo que vienen a buscar es un despojo, un aliento, a que esos espíritus desaparezcan, para ver si la situación cambia en todo el sentido de la palabra. Un despojo es cuando se hace un trabajo que, vuelvo y le digo, supuestamente es "dirigido por el poder de Dios". Esos espíritus malos desaparecen de la vida de la persona o de la persona misma que está allí y de aquella otra persona que está padeciendo de esa influencia. Ahí también se puede descubrir que hay otras personas haciéndole daño, espiritualmente hablando. ¿Suena interesante? Pues en ese ambiente yo me crié en mis años de adolescencia entre los 12, 13, 14 y 15 años. Era cuando estaba involucrado en esto.

         Yo acompañaba a mi Papá a los hogares y casas cuando le pedían que fuera a hacer estos trabajos. Yo, pues, me involucré con mi papá en este tipo de trabajo y experiencia. Yo no recuerdo en cuanto a mi experiencia que yo sea un médium. Yo no me categorizo de esa forma. Pero la experiencia me da la facultad de poder trabajar con espíritus y con médiums. Esta es mi posición. Esto es fuerte y serio. Es una esfera que hay que conocerla y entrar en ella. Hay muchos que la toman a relajo y no le dan la seriedad necesaria, pero existe y es verdadera y hay mucho mal involucrado en ello. 

         Nosotros podemos deshacer, desechar las obras del Maligno y yo siempre recomiendo a las personas que se vean con una manifestación de algún espíritu inmundo o de algún tipo de situación así y no saben trabajar la situación, que es mejor que la deje tranquila. Aunque entiendo que todo pastor o toda persona que tiene una relación genuina y verdadera con Dios tiene poder para dominarla. Pero cuando estamos hablando de una persona que no se siente en sí misma preparada o capacitada es mejor dejarlo quieto, porque tiene fuerza y tiene poder. Y para el estado de la persona, tanto el de la persona que esté pasando por el problema en ese momento o de las personas alrededor, puede ser peligroso -- para ambos y otras personas presentes. Yo le doy gracias a Dios por la experiencia, porque dentro de la experiencia yo puedo ayudar a personas que estén involucradas en el espiritismo. Por eso yo le doy gracias a Dios. Es una área en mi ministerio que Dios me ha permitido madurar, trabajar y conocer, la cual en aquel momento simplemente lo hacía por las creencias y conocimientos en aquel momento, pero ahora yo entiendo que Dios tenía un propósito.

         Una de las experiencias que más se pregunta la gente o que más impacta es esto de los médiums, o sea, ¿cómo el espíritu de la persona puede salir y entrar otro espíritu en ella? Eso yo creo que es uno de los puntos más debatibles, más controversiales -- porque surge. La psicología trata de darle una explicación a esto como problemas mentales y psicológicos. Pero no es así. Esta situación existe literalmente. 

         ¿Cómo se conoce? Por ciertas características. Cuando un espíritu posesiona la vida de una persona, una de las características es que los ojos se le viran. Las pupilas se le viran y se le ven blancos. Nunca un espíritu que no sea el de la persona lo va a mirar a usted a los ojos. Si abre los ojos, usted va a ver todo los ojos hasta arriba, blancos completo. No lo va a mirar a usted al rostro. Posiblemente deja los ojos cerrados y no los abre. Sí, va a hablar con usted y se puede identificar. 

         Otra característica es que...  posiblemente baje la cabeza. Nunca puede tener una mirada como usted y yo que estamos en nuestros juicios cabales. Que usted sabe quien es, y yo sé quien soy, y estamos hablando. Cuando un espíritu posesiona a una persona, las características son esas. Los ojos se le viran y bajan la cabeza. Estas son las características más comunes.

         Cuando esto sucede, si usted es una persona en autoridad en el Señor, usted puede dominar esa situación. Y el espíritu le va a responder a usted. Por otro lado, si usted es una persona débil, si usted en realidad no sabe manejar la situación, el espíritu lo va a dominar a usted.

         Otra experiencia que hemos tenido es que asistíamos a la iglesia o cátedra de Garibaldi en Cabo Rojo. En este pueblo hay aproximadamente -- que me recuerde, pero puede ser que hayan más -- tres iglesias espiritualistas o cátedras que es como le llaman. Una de las más conocidas es la de Garibaldi. Garibaldi era un líder espiritualista que escribió libros al respecto, si mal no recuerdo, era de descendencia dominicana. Pero su obra se regó por todo el Caribe. Y dentro de esos términos espirituales es muy respetado. Es como hablar de términos filosóficos o de un buen escritor. También, hay lo que se llama espiritismo científico. Es el espiritismo serio. Entonces estas cátedras trabajan a nivel de ayuda a la gente con sus problemas de salud o familiares. Y van allí para buscar despojos. Allí no se hacen trabajos, por lo menos, en el tiempo que yo estuve presente y en la forma que lo conocí. No se hacen trabajos para hacerle mal a nadie, como, por ejemplo, hechizos. No se brega con tal cosa. Sí, se busca romper los hechizos. No para hacerle mal a nadie sino para destrozarlos y romperlos. 

         La mente espiritualista filosófica del espiritismo científico pone a Dios como un Eter. El Eter lo presenta como una sustancia el cual es el todo. Entonces ese Eter viene a ser en una forma desarrollándose como la naturaleza. No se presenta a un Dios físico espiritual. Ellos lo presentan como una fuerza y como una sustancia. Ese Eter es el que maneja y lleva todas estas facultades y todas estas posiciones. 

         Entonces, el espiritista cree en la reencarnación  y en los espíritus reencarnados y en un aspecto progresivo. Si un espíritu muere y reencarna de nuevo, se supone que sea en un grado mayor.

         Entonces ahí ellos le dan contestación, por ejemplo, a estas personas que a veces salen con mentalidades de superdotada desde niños con algunos conocimientos tremendos. Hay niños de 7 u 8 años que tocan una tremenda pieza en el piano sin haber ido a una institución ni nada a estudiarla. A través de la reencarnación ellos explican estos fenómenos. Ahora mismo salió en las noticias esta semana que hay un niño de 11 años llenando su formulario para entrar en una universidad como Harvard o Yale -- con 11 años de edad, nada más. Supuestamente el niño tiene la capacidad para entrar a estudiar sus estudios de doctorado.

         Pues de esas mentalidades así, ellos dicen que son espíritus que por la razón que haya sido, que son espíritus progresivos, o sea, que ya están en un grado más adelantado que nosotros y que reencarnaron en la tierra. Ellos explican eso de esa forma. 

         Ellos no creen en el infierno como tal, sino que todo es una progresión, y que nosotros -- pues si la tierra un día de estos se acaba -- estaremos en un mundo de más progreso, y que cuando esto suceda, no acabaremos. Entonces, la eternidad de ellos es el viaje espiritual de progresión en progresión, cada vez muriendo y naciendo en un mundo mucho más adelantado del que estamos viviendo. Esa es la forma que ellos lo presentan.

         Eso es interesante, pero la Biblia es clara en cuanto a lo que dice del infierno. 

         Ahora, ellos creen en el poder de Dios como Ser Supremo. A Jesús lo tienen como un gran profeta, como un gran ejemplo, una gran persona, y que sí, él fue el hijo de Dios. De hecho ponen a Jesús como un líder, como un ejemplo espiritual tremendo y las cosas que él hizo. En aquellas cosas buscan sobre todo lo que tenga que ver con dominar espíritus inmundos y cómo era el cuerpo de él después de resucitado -- traspasaba puertas y paredes y todo. Entonces te explican que ya eso era un cuerpo de mayor progresión. O sea, ellos ponen a Jesús como el ejemplo espiritual más grande del espiritismo y de sus creencias. 

         En cuanto a la Biblia, la respetan. No es el texto de su filosofía y enseñanza. El texto es esos libros que yo le dije, pero sí, utilizan la Biblia siempre y cuando sea necesario para enfatizar su posición. 

         Creen en la buena conducta. Las personas que practican y creen en el espiritismo filosófico y científico son de éticas de alto respeto, pero ellos no se dan cuenta -- aunque quieren hacer el bien -- del mensaje bíblico. No lo pueden compenetrar y entender, porque les tumba toda su filosofía. Eso es la realidad. Una cosa es lo que yo estaba estudiando y aprendiendo y otra cosa es lo que me enseña la Biblia. El Señor me convenció a mí de que lo que estaba correcto era la Palabra de Dios. Entonces es que yo me retiro completamente de todo eso y vengo a experimentar una área en mi vida que era muy distinta a lo que estaba acostumbrado. ¿Por qué? En obediencia a la palabra. 

         Yo tuve la oportunidad de conocer a Carlos Busquets personalmente, un parapsicólogo muy conocido en Puerto Rico. En una ocasión que estábamos teniendo una experiencia en Cabo Rojo, estábamos haciendo unos trabajos juntos. El me dijo que la parapsicología es espiritismo también. Era otra forma del espiritismo. Todo parapsicólogo, todo astrólogo, todas esas cosas -- todo eso es espiritismo enredado. Y usted sabe que Carlos Busquets antes de morir hizo una decisión para el Señor y dio testimonio y así lo aceptó. 

         Se van dando cuenta como la palabra de Dios es real, viva y eficaz. No es cuestión de adaptar la palabra a las experiencias espirituales, sino es cuestión de que esto está mal y la palabra nos enseña algo muy distinto. Por el contrario eso no quiere decir que la palabra niegue estos asuntos de espíritus inmundos. La palabra simplemente nos enseña que Satanás tiene fuerza y tiene poder y como dice la palabra, si nosotros lo dejamos, él viene y toma lugar.

         En mi experiencia, como ministro, una de las cosas más debatibles en el ministerio es que la mayoría de los pastores entienden y dicen, "Pedro, un hijo de Dios, un cristiano, uno lavado por la sangre de Jesucristo jamás puede un espíritu de estos poseerlo". Eso no ha sido mi experiencia y yo quiero que lo puedan entender. Nosotros creemos en la seguridad de la salvación. Creemos que cuando Cristo salva, salva en su totalidad. No hay duda de eso.

         Pero cuando una persona tiene la facultad de ser un médium o de que espíritus puedan poseer su cuerpo, esta persona si no lo entiende va a tener dificultades, si no tiene una vida devota y en devoción con el Señor y no tiene una relación genuina con el Señor. Yo no estoy hablando de su salvación. No estoy diciendo de que no sea salvo. Estoy hablando de que este hijo de Dios que tiene esas facultades, y por alguna razón descuida su vida espiritual, el diablo va a seguirlo molestando. Hasta tanto él se ponga sólido y lo rechace para siempre, ya no lo va a molestar más. Me explico. Yo sé de hijos de Dios que por ciertas razones -- eso me ha pasado en templos, en iglesias nuestras, en campañas -- me ha pasado a través de los doce o trece años en el ministerio y llevo ya quince años de convertido -- y de los quince, doce en el ministerio como ministro. Y en esos años de experiencia yo he visto esto. Que si un hijo de Dios que tiene una relación pobre, débil con el Señor, un espíritu maligno puede venir a molestarlo y trastornarlo. Yo no estoy diciendo que sea de Satanás, o sea, que la persona pertenezca a Satanás. No estoy diciendo que la persona no tiene su salvación. Porque eso yo no soy quien para saberlo. Eso está en las manos de Dios. Quien sabe que la persona es salva es Dios y la misma persona. Y yo no estoy diciendo que Cristo no tenga suficiente poder, seguro que lo tiene. Pero sí el ser humano se lo da o lo permite. Es que si el ser humano está consciente en quien ha creído.

         Yo tengo experiencia de manifestaciones de espíritus en hermanos de años de convertidos, donde hemos tenido que trabajar con los "pichones" o los espíritus y sacarles a los "pichones" de encima. Porque eso es una obra espiritual y hay que atenderlo en una forma seria y hasta que eso no se atienda y la persona no se concientice de eso, estará ahí molestando y molestando hasta que se limpie. Sí, yo creo que espíritus inmundos pueden posesionar a un cristiano débil. Eso ha sido mi experiencia. Hay otros pastores que encuentran mucha oposición en eso. 

         También quiero añadir a eso que posiblemente la persona ni estaba salva y esas sean las características que le están dando a tener a esa persona para que verdaderamente tenga que hacer una decisión por el Señor. Es que yo no quiero entrar a juzgar la salvación de la persona. Pero estamos dando el caso de una persona no salva o el caso de un cristiano carnal, poco espiritual, como es el caso de una persona que sí es hijo de Dios, pero su relación con Dios es bien débil. Esos tres tipos. Cuál de estos tres tipos, yo no voy a entrar a identificar su experiencia. Eso a mí no me interesa, excepto a señalar que eso ha sido mi experiencia. Eso a mí no me corresponde. He visto como espíritus han poseído a hermanos y hemos sabido trabajar con la situación. Yo no me conceptúo un exorcista, aunque algunos dirán eso es un tipo de exorcismo. La palabra de Dios nos dice que tendremos una lucha espiritual contra el diablo y eso es una lucha. Pues yo creo que todo hijo de Dios tiene autoridad en el Señor a echar fuera demonios y yo tengo esa autoridad y tenemos que reconocerla.

- Tengo una pregunta en relación con tu propia experiencia. Cuando aceptaste al Señor, ¿sentiste o tuviste una lucha en contra de estos fenómenos espiritistas?

         Yo he experimentado presiones, escalofríos, situaciones que uno cuando está en ese ambiente las entiende, de como el enemigo ha tratado de atacarme y de hacer fuerza para que yo abandone al Señor, para que yo abandone esa experiencia que he tenido con el Señor. Principalmente al principio. En mi primer año de casado con mi esposa fue una lucha terrible y se manifestaba a través de ella. Satanás trató de atacarme. Mi esposa fue salva a la edad de 8 años. Pero había una situación allí, que no había ese tipo de limpieza del cual yo había mencionado. Y a través de mi esposa ese primer año de casado tuvimos unas luchas tremendas donde muchas veces vinieron estos espíritus. Mi esposa tiene -- o tenía -- esa facultad de ser un médium y yo no sabía que me iba a casar con una persona así. Pero ya que ha hecho la pregunta, hay muy pocas personas que lo saben como mi pastor, mi persona y tal vez usted, porque no quiero una mala interpretación en cuanto a mi esposa. Aunque ella había hecho una decisión para el Señor muy joven, ella no sabía todo lo que tenía encima.

         Entonces nosotros tuvimos que luchar literalmente con el diablo para que todos esos espíritus, los cuales podían venir y posesionar a mi esposa para hacer un médium de ella en cualquier momento. Los sacamos de la vida de ella. Al día de hoy ya eso no ha pasado. Nosotros cumplimos 18 años de casado y eso fue el primero año. Ya mi esposa está mucho más tranquila. Ya todo eso desapareció, pero sí me atacó literalmente.

-¿Los padres de ella fueron espiritistas?

         Sí, los abuelos de ella visitaban centros espiritistas. Visitaron centros y sus abuelos no salían de centros. Siempre estaban involucrados en este ambiente.

-¿En tu experiencia se han identificado nombres de algún espíritu en particular?

         Sí, tuve una experiencia una vez de un espíritu que dijo que era de otro planeta.

         -¿Un extraterrestre?

         Un extraterrestre de otro planeta, diciéndome y hablándome de las situaciones del mundo. Lo que iba a pasar en todo esto y que la destrucción estaba pronto a todo esto. Yo en mis años de juventud como en mi filosofía política, uno de mis admirados, uno que he estudiado mucho, Ramón Emeterio Betances era uno. 

         Si usted ha escuchado la historia, él era un luchador de la libertad de Puerto Rico y Cuba de los años cuando estaba aquí la esclavitud de España y todo esto. Entonces, pues, en una ocasión estábamos en unas elecciones y en una experiencia que tuve con un médium, supuestamente era el espíritu de Ramón Emeterio Betances hablando. Así se identificó. 

         Hay otros que se identifican por otros nombres, otros por legiones; a veces te pueden decir cuantos son, la cantidad, pero siempre hay uno mayor. Y ese es el que hay que buscar, porque cuando se encuentra el mayor y lo reprende los otros se van juntamente con él. Sí, he tenido esa experiencia.

-Cuéntanos ahora, Pedro, tu experiencia con las sanidades efectuadas por tu papá como médium.

         Una de las cosas que más sufren las personas son los dolores de cabeza y eso pues son bien fáciles de aliviar. Pueden utilizar pastillas y si las pastillas no funcionan, muchas de las veces la gente termina yendo a espiritistas para quitarse esa jaqueca, porque esos dolores son continuos. Esta es una de las presiones más comunes -- los dolores de cabeza, la visión opaca y la presión en la nuca que es terrible también.

         Otras de las características que decíamos anteriormente es que casi siempre cuando los espíritus van o quieren posesionar y molestar en sí es por el dolor en la nuca. Es terrible sobre la persona. Ese tipo de dolor hace que vayan a estos espiritistas. 

         Los tumores, también, vimos desaparecer, tumores de personas en distintas partes del cuerpo. No tengo testimonio de enfermedades terminales como el cáncer o algo así. No los tuvimos, pero sí, fuimos testigos de tipos de enfermedades como el tumor, este tipo de presión en la nuca y dolores en la cabeza.          Es posible también malestares estomacales. Otra de las características mayores de los espíritus es que te hacen vomitar mucho. Ese tipo de curación desaparece. 

         Algunos tratan y se creen que los ataques epilépticos, la epilepsia, es una de las enfermedades que más el diablo y estos espíritus utilizan para controlar y encerrar a estas personas. Hay testimonios de personas epilépticas ya no siendo más epilépticas. No se confundan, no estoy diciendo que la epilepsia es un problema de los espíritus, pero que muchos así lo toman y hay testimonios de personas que la han desaparecido. 

-Cuando el papá de Nicky Cruz como espiritista sanaba a gente, a veces pasaba los síntomas del paciente a su esposa (Corre, Nicky, Corre). Mi pregunta es: cuando ayudabas a los médiums, ¿viste o experimentabas algo parecido? 

         Sí, yo creo que en dos ocasiones, si no mal recuerdo, eso sucedió, pero no tanto en nuestra familia, sino a familiares que allí estaban, por ejemplo, en el caso de una mamá y la hija o el hijo o a un hermano. Sí, ha pasado en varias ocasiones. Desde luego la situación se repetía. Si terminábamos con una persona, teníamos que seguir con la otra, porque a veces estos espíritus como que se esconden y no quieren irse. Quieren seguir molestando y persiguiendo a las personas. Dan trabajo. Cuando nosotros salíamos de ahí, era como si estuviéramos trabajando ocho horas bajo el sol con palo y pico. O sea, es un trabajo que cansa a la persona. Se agota uno físicamente.

-Tengo una pregunta en relación con el libro de Kurt E. Koch que escribió Entre Cristo y Satanás. Tuvo experiencias con el espiritismo en Europa por más de treinta años. Dijo que las sanidades de los espiritistas eran temporeras más bien que permanentes. ¿Qué ha sido tu experiencia en este aspecto?

         Bueno, en aquel entonces la persona espiritista que trabaja no piensa que van a ser temporeras, sino que la persona piensa que las van a ser permanentes. Entendemos y pude ver que si "x" persona va a ser sanada de "x" enfermedad es posible que eso no volvería, pero entonces surgía otro tipo de enfermedad. La cuestión es que la persona entra en un ciclo de dependencia de esta situación de espíritus y espiritualidad y entonces, aunque fuese sanada de "x" enfermedad, es posible que surja otra. 

         Pero es interesante que siempre o en la mayoría de los casos, yo veía las mismas personas viniendo a donde mi papá, siempre con problemas, o sea, como que no salen. Se les solucionaba un problema y luego a los tres meses regresaban con otro problema. Es como un engaño en realidad. Yo creo que es un engaño de las huestes de Satanás y la cuestión es mantener a la persona presa. Yo concuerdo con usted que son temporeras, pero hago la salvedad de que aunque no venga de nuevo la misma enfermedad, sí viene otra.

         Así que entendemos que la experiencia fue que estas personas siempre estaban en ese círculo vicioso viniendo a donde mi papá. Es posible que hayan sido sanadas de "x" enfermedad, pero al tiempo iban a volver con otro problema u otra enfermedad. Así que es temporero.

-Tengo en mi biblioteca un libro dictado por un espíritu y publicado en Argentina. Dice que en realidad la función de los espiritistas no es sanar sino usan estas enfermedades como enganche para involucrar a las personas en el espiritismo. Es un tipo de anzuelo. ¿Cómo tu reaccionas a esta posibilidad?

         Bueno, los espíritus son engañosos y son burlones. Ellos usan artimañas para tener la persona presa. Ellos lo que quieren es dominar y que la persona venga y a la larga haga lo que ellos manden. Y sí, ellos tienen el poder hasta que alguien los pueda dominar. Tan pronto alguien los pueda dominar, ellos van a desaparecer.

         Mientras la persona siga en ese círculo vicioso, sí va a estar respondiendo más a la voluntad de estos espíritus o de estos espíritus inmundos más que a la voluntad de la misma persona. Y déjeme decirle que son situaciones desesperantes para las personas que están involucradas en este tipo de vida. Viven vidas miserables, porque son vidas atadas. Son vidas prisioneras. Y es por eso que creemos -- ¿se acuerda al principio que estábamos hablando de los despojos? -- eso es cierto. Las gentes se tienen que despojar para sacarse esos espíritus de encima. Eso decía cuando era espiritualista. Pero ahora, yo diría que la persona necesita al Espíritu Santo para ser limpiada, porque ellos no van a desaparecer hasta que con autoridad se echen fuera. Así es que ellos utilizan enfermedades, malestares, vómitos, sueños, dolores de cabeza, la presión en el cuello y malestares estomacales. Hay espíritus homosexuales.... Yo he sabido de homosexuales que hemos tenido que sacarles siete, ocho o nueve espíritus homosexuales de encima y se nota un cambio completamente -- del cielo a la tierra, como se dice. Si usted se da cuenta son ataduras y concuerdo con eso. Ellos utilizan eso para presionar a las personas a la voluntad a lo que ellos hacen.

-Explica lo que quieres decir con "ataduras".

         "Ataduras" es cuando toman la voluntad de la persona y no dejan que la voluntad de la persona sea como ella en realidad quiere ser o puede ser. Ellos atan la voluntad de la persona. También "ataduras" pueden referirse a una vida bien miserable que verdaderamente no debe ser la vida de esa persona. Está atada a esa vida, a esa miseria, de tal forma que esa persona por estar atada a ese espíritu, está faltando la vida por completa. Quiere decir amarrar y controlar. Y cuando eso suceda en la vida de una persona, entonces decimos que está "atada" a la voluntad de esa fuerza del enemigo.

-Además de las sanidades, cuando salías con tu papá, también trabajaban con problemas de lazos familiares, ¿verdad?

         Eso es correcto. El comportamiento del ser humano en cuanto al enojo, ira, peleas, contiendas,... cuando se crea una atmósfera de continua discusión en problemas familiares, ya sea de esposo-esposa, pues ellos buscan estos recursos como que ellos se dan cuenta que hay algo dentro de nosotros que los mantiene todo el tiempo peleando. Es que ellos salen en busca de esa solución. ¿Qué es eso? Padre e hija, o padre e hijo, o madre e hija o madre e hijo. Y también la relación entre familias -- especialmente entre las familias numerosas, cuando son grandes y hay problemas familiares. A veces las familias se involucran en discusiones y situaciones que dicen que hay algo más que simplemente la pelea entre nosotros. Entonces ellos buscan ese aliento, esa salida en que tal vez hay espíritus que les están haciendo daño. Alguien está haciendo algo que los mantienen discutiendo. Entonces buscan el área de ese alivio, de ese comportar, de delinear esos espíritus de discordia y de rebelión, entonces ellos entienden que hay algo que involucra una parte o toda la familia en general. Por ejemplo, en mi caso, tengo una familia grande, y yo recuerdo que muchos de mis tíos ... todos iban donde papi a buscar ayudar para nosotros mismos y los problemas entre sus hijos, hijas, etc. 

         Eso es otro recurso que la gente trabaja en el espiritismo en Puerto Rico, aunque su influencia es menos que anteriormente, tal vez porque hay menos ambiente para ello. Tal vez por la influencia de las iglesias también, pero actualmente está disminuyendo la participación.

-Surge la pregunta, Pedro, ¿cómo se puede romper ese círculo vicioso de sanidad y enfermedad y de problemas en la familia y alivio por medio de la mediación espiritista?

         Hermano, nosotros, en el nombre del Señor, estamos autorizados. Yo tengo autoridad por el Señor y podemos hacerlo por el Señor. No es de nosotros individualmente, sino es obra del Señor. Y el problema está cuando nosotros presentamos un evangelio débil y no uno poderoso con autoridad. Cualquier ministro -- digo cualquier ministro en el ámbito serio de un llamado del Señor -- específicamente, no me refiero a cualquiera que dice ser ministro sin ser llamado del Señor, sino nos referimos a un ministro del Señor -- tiene autoridad plena para eliminar esto dentro de la familia y para controlarlo y hasta desaparecerlo una vez y para siempre.

         Ahora, nosotros tenemos que tomar esa autoridad en el nombre del Señor. Yo puedo trabajar la situación de problema como éste de dos formas. Lo puedo trabajar en el conocimiento espiritual que yo tengo y lo puedo trabajar en el poder del Señor. ¿Qué yo he adoptado? Yo sé que el conocimiento espiritual que Dios me permitió tener es para ayudar, y para yo hacer eso, es para el enemigo para yo dejar eso allá, controlar al enemigo, para controlar a Satanás. Pero en el nombre del Señor lo sabemos controlar. Dios me ha permitido usar el conocimiento. ¿Qué otra forma tiene? Todos los ministros lo tienen, toda persona, toda persona líder de Señor lo tiene. Yo recomiendo a todo pastor, líder, diácono, maestro de Biblia, cualquier persona que tenga el llamado de presentar el evangelio y llevar el evangelio del Señor como una alternativa única y real -- lo vamos a presentar como la única alternativa, a que en el nombre del Señor, no le tema cuando surja una experiencia como esta, ya sea de un espíritu manifestándose a través de una persona, un problema de enfermedad, problema de relación familiar o cual sea, y que en el nombre del Señor con toda autoridad reprenda las presiones y los espíritus inmundos, malignos y lo echa afuera en el nombre del Señor. Tiene esa autoridad para hacerlo.

         Ahora si no se siente capaz, hermano, entonces con el mismo respeto le digo, no lo haga, no lo haga, porque no va a ser de gran ayuda. Esto es algo muy serio. Esto es algo que exhorto a todo ministro a que dentro de su biblioteca personal, busque enriquecerse de libros serios, que hay algunos muy buenos en cuanto al asunto y podemos dar seminarios y cosas así, porque lo necesitamos. Lo necesitamos. Hasta el día en que el Señor venga, nuestra lucha es una espiritual. Yo creo que la iglesia del Señor tiene todo el poder para atar y desatar. Y nosotros lo podemos hacer en el nombre del Señor. Por otro lado, como mencionaba anteriormente, si no se siente capaz, deje las cosas tranquilitas. Retírate ... pero no lo tomes como un relajo, ni lo tomes como que no existe lo que está pasando. El diablo tiene mucho poder.

         Yo creo también en otro término dentro del espiritualismo. Yo creo en la liberación espiritual. Me explico: no estoy hablando de la liberación teológica, de esta política-filosófica que viene de Centro América, la liberación espiritual en el sentido doctrinal. YO estoy hablando de la liberación espiritual de que aun sobre ministros, sobre nosotros, hay presiones del enemigo para nuestro comportamiento y cosas así. Y si un ministro, un obrero del Señor, se siente haciendo cosas no adecuadas en el ministerio, en vez de querer llevar su carga, o sus problemas solo, debe someterse a una liberación espiritual, porque hay espíritus sobre nosotros. El apóstol Pablo nos dice, "Lo que yo quiero no hago y lo que no quiero, eso sí lo hago" y él presenta una lucha. Dice que no es contra carne ni cosa que se parezca sino es una lucha espiritual interior. Y yo me he encontrado haciendo cosas que no son propios de un ministro. Yo he dicho, "Señor, ayúdame" y "Señor, perdóname. Esto no es tuyo. Esto no es mío tampoco. Esto no pertenece a lo que tú me tienes llamado y yo en el nombre del Señor reprendo a este espíritu o lo que sea", y lo saco de mi vida o lo reprendo en el nombre del Señor. Y los podemos identificar, hermano. Los podemos identificar. 

         Y el ministro que no está de acuerdo conmigo y dice que esto no es cierto -- tenga mucho cuidado. Acuérdese la palabra que dice que "El que está firme, mire que no caiga". O sea, esto es serio y tenemos una lucha grande y cuando vienen cosas, pensamientos, y situaciones que tú y yo.... Hermano, lo que estamos diciendo es que tú en tu relación con Dios, tu sabes a conciencia que eso está mal hecho. Hermano, es posible que tú tienes un espíritu sobre ti que tiene que echarlo afuera, porque esto tiene que ver literalmente con el comportamiento nuestro, y eso también va estar allí. No estoy diciendo que eso pasa a todo el mundo, pero puede pasar. Puede pasar.

Cuando uno visita a los hogares, ¿hay algo visible en las casas que le puede indicar a uno que esta familia practica el espiritismo?

                   Sí, hermano, eso es correcto. Hay muchas cosas visibles que uno puede darse cuenta inmediatamente que esta persona o lo practica o por lo menos está familiarizado o lo acepta.

          Y también hay prendas. No solamente con ir al hogar, sino en la calle. Si usted le ve que tiene ciertas prendas, entonces uno puede percatar que ...

¿Cuáles son algunas de estas cosas?

                   Por ejemplo, los indios. Los indios son muy famosos. Hay sortijas de indios bien grandes. Hay prendas que se ponen en las cadenas por los collares de indios. Eso es una cosa que inmediatamente los identifica. Tan pronto que usted ve una persona con un indio identificado en una parte de su cuerpo, es una persona que posiblemente está involucrada con el espiritismo. Los Budas - también lo mismo -- tanto en imágenes como en prendas como en estatuas en las casas donde se ven estatuas grandísimas de indios y de Buda. 

         También, velas. Qué tipo de velas la persona compra es muy importante y en la mayoría de los casos, yo diría, toda vela que se compra en botánica.... porque hay un tipo de vela muy bonita que usamos, por ejemplo, en ocasiones especiales. No estoy hablando de ese tipo de vela. Estoy hablando de ese tipo de vela que está bastante ancha, tiene muchas imágenes alrededor, casi siempre viene en pote de cristal. Ese tipo de vela que es encontrada en botánicas y no es un tipo de vela usada en decoración, sino es un tipo de vela para trabajos y cuestiones espiritistas. Tan pronto que uno ve una o dos velas de esta se sabe que son espiritistas. Y fíjese las personas ... las tienen en algunos lugares específicos, porque es la forma en que ellos trabajan. Entonces, se encienden de tal a tal hora. Así que estas son señales de que son espiritistas o que creen o están involucrados.

¿Hay algúna imagen de algún santo que en particular que es más representativo del espiritismo que otro?

                   Por ejemplo, entre los santos católicos está San Martín de Porras. Es uno de los santos más conocidos en centros espiritistas. Fíjate, en cuanto a la figura de los apóstoles, no los va a ver casi nunca involucrado en el santuario del santero, como el apóstol Pablo, Pedro o figuras de ellos ... Pero las figuras de esos otros santos que ellos tienen y personas que ellos admiren así y han hecho estatuas de ellos, sí, los van a ver.

Pero en el caso de tu papá, ¿tenía algunos santos?

                   No. Mi papá tenía indios y Budas. No tenía ningún santo. Pero en casa de mi abuelita, sí, estaba San Martín de Porras y ese tipo de cosa.

He oído mencionar con frecuencia a San Lázaro también.

                   San Lázaro, también, eso es correcto. Hay ciertos santos específicos que la Iglesia Católica en específico los permita a sus feligreses utilizar para ciertos favores. Muchas veces para dinero, buscar números en el loto y cosas así. Es curioso y suena un poco jocoso, pero es la forma en que los utilizan. Algunas son para sanar enfermedades también. 

         En cuanto a la figura de la Virgen María para algunos también podría ser ... motivos de santuario de algunos. Surge. Estoy hablando de las estatuas, las figuras como tal; prenderle velas, ponerle el rosario, hacer un altar a la Virgen María. Eso es una influencia catalogada como espiritista.

Para terminar la entrevista, ¿hay algo que te gustaría puntualizar?

                   Hermano, quiero decirle que lo que hemos hablado es una información muy seria que viene de lo profundo de mi corazón y Dios me ha permitido compartir ahora. Quiero exhortar a todo pastor, a todo líder dentro y afuera de nuestra denominación que estas cosas son muy serias. No estamos hablando de ningún tipo de doctrina falsa. No hay ningún sensacionalismo. No hay nada carismático; no tiene que ver con nada de eso. 

         La situación espiritual y el espiritismo es algo que existe. Satanás tiene poder. Satanás es mentiroso y es engañoso. Y en cualquier momento que cualquier hijo de Dios le dé lugar a él, El va a venir y va a comerse hasta los huesos. Eso es así. Y por eso yo exhorto a todo pastor y líder que quiera responsabilizarse en estos términos que haga sus estudios responsables, que busque ayuda, que busque una orientación, que no tema la autoridad que Dios le ha dado y que cuando vengan situaciones difíciles, ya sea internamente en su propia persona o en su ministerio por cualquier persona en su iglesia, que busque ayuda o que busque enriquecerse en esta área de alguna autoridad que pueda ayudar a uno a dominar las cosas del enemigo. Pues yo creo que el hijo de Dios o el ministro que niegue las fuerzas del maligno está negando también el poder espiritual. Es decir, Cristo murió, porque Satanás tenía poder y Cristo venció a Satanás. Le quitó el poder que tenía. Ahora el poder de Satanás está controlado bajo la autoridad de Dios. A tal que nosotros estamos por obediencia y yo que quiero que quede bien claro que no estamos cayendo en alguna doctrina nueva, ni cosa que se parezca, sino simplemente unas experiencias que si en algo pueden servir a alguien, estamos en la mejor disposición de ayudar, y si cree que yo no le puedo ayudar en nada, pues simplemente no hemos dicho nada. 

Muchas gracias Pedro por su aportación, por compartir sus experiencias con nosotros hoy.

Sobre Nosotros

Bienvenido a nuestra página oficial. La Sana Doctrina es una revista informativa sobre las sectas y las doctrinas sanas de los Bautistas del Sur.

En Contacto

La Cumbre Calle Jefferson
#616 San Juan, PR 00926

t. 787-789-1040

e. dtmoore98@gmail.com

 

Multimedios

e. pastor.acuadrado@gmail.com

Suscribirse

© 1985 - 2020 La Sana Doctrina. Diseño web por el  Pastor Albert Cuadrado.