Las enseñanzas de la Nueva Era
Por:  Dr. Donald T. Moore

La Nueva Era abarca numerosos movimientos en Puerto Rico y el mundo entero. No se trata de una sola denominación o secta. Cuenta con los movimientos que en la isla se identifican con frecuencia como esotéricos u ocultos. Por ejemplo, en una de las principales librerías de San Juan sus publicaciones se clasifican como libros esotéricos. El nombre colectivo como la Nueva Era se deriva principalmente de su creencia de que durante el siglo XX hemos entrado en una nueva era llamada la Era de Acuario o como un periódico en la capital la llama "La era de ahora." Se trata de una etapa avanzada de una nueva conciencia espiritual, un salto de un cuanto hacia adelante. Se conceptúa como un ciclo o período de tiempo cuando los seres humanos lograrán avances espirituales sin precedentes y para algunos y la humanidad se convertirá en el salvador mundial. En esta Nueva Era de Acuario el ser humano puede reconocer conscientemente su llegada a una nueva conciencia alterada y actúa conforme a ese conocimiento. En esta Era de gran esperanza la conciencia de los seres humanos expedirá luz, sabiduría, paz y amor.

Los integrantes de la Nueva Era

            En el desarrollo histórico de los movimientos de la Nueva Era en el Occidente existían precursores esotéricos antes del siglo XX. El movimiento de los Rosacruces fue fundado por el alemán Johann Valentín para el siglo XVII. El espiritismo[1] que incluye unas Escuelas de Consejo Moral y templos espiritualistas cobró nuevos impulsos durante el siglo XIX, siendo su codificador principal el francés Allan Kardec (1803-69). También la primera Sociedad Teosófica fue organizada por Helena Petrovna Blavatsky (1831-1891) en el 1875 después de una visita a la India y debido a la inspiración de mensajes comunicados por los Maestros Ascendidos. Sus sucesores fueron Annie Besant, Alice Bailey y J. Krishnamurti, el proclamado mesías y reencarnación de Buda. Otros movimientos como la Ciencia Cristiana (1892) fundada por Mary Baker Eddy (1821-82), El Nuevo Pensamiento (New Thought) que hacia el 1894 surgió de la obra del sanador estadounidense Phineas P. Quimby con sus conceptos metafísicos y las escuelas filosóficas de Unity (1889) organizada por Charles y Myrtle Fillmore han preparado el camino para los enfoques y las doctrinas de la Nueva Era y a la vez forman una parte integral de ella hoy. También algunos ven en el movimiento moderno fundado en el 1717 de laMasonería aspectos que anticipan los movimientos esotéricos de la Nueva Era hoy.

            Además de los precursores, hay otros movimientos en Puerto Rico que surgieron en el Occidente durante el siglo XX y son propiamente integrantes de la Nueva Era. Aunque no es posible dar una lista completa de todos estos movimientos en la Isla, podemos nombrar más de veinte. Algunos han establecido centros de meditación de su propio estilo, tales como Centro de Karma Yoga de Puerto Rico que ha estado vinculado con el Swami Santananda, un puertorriqueño discípulo del Swami Muktananda (1908-82), el Centro Kundalina Yoga donde se practica el Tantra Yoga Blanca, el Templo Yogananda Self-realization donde se practica el Yoga Auto-realización del gurú Paramahansa Yogananda (1892-1952), el Centro de Yoga y Meditación fundado por el maestroSri Chinmoy (n. 1931), una vez capellán en las Naciones Unidas, el Grupo de Estudios Budistas Buda-Dharma, adscrito a Astro-cosmos y Pax-Cultura, el Budismo Zen, la Meditación Trascendental (la Ciencia de la Inteligencia Creativa) fundada por elMaharishi Mahesh Yogi (n. 1908 o 1911) en el 1958, el Centro de Meditación Osho (Bhagwatam) (Instituto Holístico de Terapias Rajneesh) fundado por el Bagwan Shree Rajneesh (1931-1990), el Centro para la Conciencia de (Hare) Krishna,[2] el Centro Mahikari fundado por el japonés Okada Yoshikaya (1901-1974) y el Centro Cultural Yoga Devanand caracterizado por la Mantra Yoga Meditación. Aunque estos se encuentran principalmente en el área metropolitano de San Juan, algunos tienen centros en Mayagüez y en otras ciudades claves de la Isla. Con frecuencia apelan a las comunidades universitarias.

            Otros integrantes incluyen la Cienciología con su Dianética de L. Ronald Hubbard[3] (1911-86), la Ciencia de astro-soul, elMovimiento Gnóstico de Puerto Rico fundado por Samael Aun Weor,[4] el Método Silva o Control Mental Silva establecido por el tejano José Silva, la Gran Fraternidad Universal fundada por el Dr. Serge Reynaud de la Ferriere (1916-1956) y el Movimiento Paz Interior.

            Además, existen otros énfasis vinculados por lo menos en parte con los conceptos propagados por los movimientos de la Nueva Era. Se diseminan en películas, libros, revistas, periódicos, la televisión, seminarios, clínicas y conferencias. Estos incluyen laMetafísica y escritores como Conny Méndez de Venezuela y Muñeca Geigel de Puerto Rico, los centros para el entrenamiento de lasartes marciales que incluyen el karate y el judo, la astrología[5] (o biocosmos) que propaga Walter Mercado, Anita Cassandra y el profesor José N. García y los grupos de estudio de los OVNIS y los extraterrestres.

            La influencia de la Nueva Era y sus enseñanzas han penetrado también otros campos del saber y la práctica tales como lapsicología humanista de Carl Rogers y Abraham Maslow y especialmente la psicología transpersonal inaugurada por Maslow y ahora dominada por las creencias de la Nueva Era. En el área de los negocios ha dominado muchas de las organizaciones que auspician y llevan a cabo seminarios y clínicas para cambiar los valores, las actitudes y motivaciones de los obreros, tales como "EST" y El Forum y las Tecnologías de Transformación. Para penetrar las escuelas se valen de módulos que han desarrollado, a veces con fondos federales, y que bajo el disfraz de estimular la creatividad en los niños los ponen a meditar o visualizar, hacer contacto con "guías imaginarios" (espíritu guías), usan ejercicios de yoga y de meditación en conjunto con técnicas de manipulación diseñadas por los maestros para destruir los valores cristianos de los niños. Han compenetrado el área del entretenimiento fílmico introduciendo los temas de la Nueva Era. Algunas incluyen "E.T.," "La Guerra de las galácticas," "Close Encounters of the Third Kind," "The Day the Earth Stood Still," "Out on a Limb" acerca de las experiencias místicas de la actriz Shirley MacLain y las películas de las Ninjas, pero hay muchas más películas que propagan su filosofía.

Sus distintivos principales

            Se puede destacar su base filosófica y teológica por medio de siete afirmaciones que la carterizan:[6] (1) Todo es uno. Existe una sola realidad. Todas las cosas son partes del Uno que abarca todo. Esto es monismo. (2) Todo es Dios. Esto es panteísmo. (3) La humanidad es Dios. Todos los seres humanos son dioses y forman partes o emanaciones del mismo dios cósmico. En la propia conciencia del ser humano está el eslabón que los conecta. (4) Es esencial que la gente logre experimentar una conciencia alterada más elevada. El propósito de la vida, por lo tanto, es la realización a la perfección de lo divino dentro de uno. Esto se hace mediante diferentes tipos de yoga y se refiere a ese logro como la auto-realización, la iluminación y una conciencia divina. (5) La auto-realización le lleva a desarrollar poderes psico-espirituales de manera que uno puede materializar cosas y ver lo que acontece a cientos de millas de distancia. (6) Todas las religiones son una. En la práctica esto les lleva al sincretismo. (7) Expresan una fe ilimitada en la evolución cósmica. Todos estos conceptos se nutren por lo menos en parte de la llamada espiritualidad de las religiones del oriente, tales como el hinduismo y el budismo.

            Más allá de su base filosófica y teológica abstracta la Nueva Era se caracteriza por una variedad de enseñanzas que en general tienen en común. Universalmente propagan la creencia en la reencarnación,[7] un mecanismo para la evolución del alma. Afirman que la misma es un hecho comprobado. Se trata de la idea del continuo retorno del alma o espíritu de uno en múltiples vidas en diferentes cuerpos en diferentes épocas y tal vez en diferentes planetas conforme al desarrollo "espiritual" y moral que haya logrado. En cada etapa uno es juzgado siempre por la ley impersonal de Karma, la cual exige que uno merezca por sus obras cada adelanto que logra el alma en sus peregrinaciones por el cosmos hacia su retorno a unirse de nuevo con dios -- como una gota de agua que cae de nuevo al océano. El propósito de la reencarnación presupone la enseñanza indispensable de la inmortalidad del alma, la cual se conceptúa como divina, una chispa de la Energía Cósmica. Esta creencia en la eternidad innata del alma elimina la realidad de la muerte y la convierte en una ilusión.

            Otra práctica universal es la meditación. La conceptúan como un "proceso mental de reflexión que permite por la observación y el análisis conocer la esencia de las cosas concretas o de especulaciones abstractas" al consultar lo divino adentro del propio ser de uno. Se enseñan diferentes técnicas, posturas y objetos para concentrar la mente. El propósito es auscultar adentro de uno mismo buscando conocer al "dios" o al "cristo" adentro de cada ser humano. Bien practicada el desenlace de la meditación y la visualización es una experiencia extática y mística en la cual uno se une o fusiona con la Fuerza Cósmica, con el Dios Cósmico. Aunque de poca duración en esos momentos uno experimenta una rica sensación de tranquilidad y gozo inefable.

            Para poder aprender a meditar en determinada escuela de meditación es esencial seguir y rendirse a un gurú, un sabio que tiene el conocimiento y la experiencia para instruir a uno, y con el tiempo el aprendiz recibe a manos de este maestro o instructor espiritual una iniciación. El iniciado promete obediencia incondicional a su gurú para toda la vida. Este voto de respeto, veneración y lealtad aun perdura después de la muerte del gurú, pues a veces se dice que estos maestros difuntos visitan a sus discípulos como seres de luz.

            Los movimientos de la Nueva Era se caracterizan por sus enseñanzas esotéricas o doctrinas secretas, pues enseñan muchos misterios del universo y de la historia de la humanidad durante su paso por las varias razas. Tienen su propio vocabulario con sus propios términos técnicos,[8] muchos de los cuales son palabras del sánscrito, el idioma sagrado del hinduismo y del idioma pali del budismo de India.

            Existen frases y palabras sagradas denominadas mantras que por su sonido y/o su significado se repiten una y otra vez. En un sentido son especies de rezos o encantaciones que comparten poderes esencialmente mágicos,[9] porque deben surtir su efecto deseado. A veces los sonidos sagrados son invocaciones o evocaciones a las deidades del hinduismo, como en la Meditación Transcendental.

            La meditación y las mantras ayudan a poner a uno en contacto con los espíritus y así facilitan la escritura mecánica y las revelaciones por los espíritus. Los seres humanos se convierten, entonces, en instrumentos para revelar las enseñanzas del mundo más allá. En ocasiones se han dictado volúmenes largos, tales como Curso en Milagros, que presenta un cuadro de Cristo totalmente diferente a la Biblia, los libros de Edgar Cayce, de Jane Roberts y de Whitly Strieber. Con frecuencia el individuo adquiere un espíritu guía con un nombre específico el cual le acompaña y comunica sus mensajes a través de él. Las predicciones del porvenir incluyen también la comunicación con los muertos que en su terminología de hoy se denomina "canalizando" (channeling).

            Entre las enseñanzas están los viajes astrales. Si uno sigue ciertas instrucciones y usa ciertas mantras, el alma puede abandonar el cuerpo y viajar a lugares, países y planetas remotos y distantes fuera del cuerpo, pues el alma sale del cuerpo físico y viaja durante momentos de sueño. Visitan lugares muy reales y a veces, según ellos, son más reales que la dimensión ilusoria como lo es el plano físico de los cuerpos materiales. Además, se hace contacto con otros seres elevados de luz o espíritus.

            Se caracteriza por un relativismo moral. Se condenan todos los morales universales y absolutos, pues no existen tales criterios. No hay clara distinción entre la luz y las tinieblas, lo bueno y lo malo, lo justo y lo injusto. Este enfoque se ve en la trilogía de películas de George Lucas de "La guerra de las galácticas" donde se narró una guerra cósmica entre dos fuerzas que en sí eran una sola, por eso se hablaba del lado oscuro de la Fuerza y del lado bueno que era de la luz. Al final de la última de la serie Lord Veder, el representante del lado oscuro de la Fuerza, debido a sus buenos pensamientos en el momento de la muerte pasa al paraíso con los representantes del lado bueno. Si cada ser humano es dios, cada quien crea su propia moralidad y realidad, puesto que no hay criterios morales absolutos y universales para juzgar su acción buena o mala.

            Los instrumentos de los movimientos de la Nueva Era son variados. Incorporan todos los medios adivinatorios y los instrumentos de la magia, tales como las cartas del tarot, los cristales, las tablas de ouija, los médiums y la astrología. Así tratan de predecir el futuro de las personas y de las naciones.

Un resumen sistemático de sus enseñanzas

La Palabra de Dios

            Para los movimientos de la Nueva Era la Biblia es solamente una entre muchas diferentes revelaciones. No es ni la normativa ni la máxima ni la única regla de fe y orden. Hay otros libros divinos tales como las escrituras reveladas de India que incluyen laBhagavad Gita, Upanishads, Las Vedas y otros. Además, vienen nuevas revelaciones hoy inspiradas por los ángeles, los espíritus y los Maestros Ascendidos. Aun se razonan algunos de que si cada ser humano es dios, entonces todas las palabras de todos los seres humanos son sagradas. Esto hace posible para el astrólogo Walter Mercado invitar a otros a escuchar las "Palabras Sagradas de Walter."

            Existe una inconsistencia en su postura hacia la Biblia. De un lado rechazan su autoridad exclusiva y de otro lado la citan para apoyar sus propias enseñanzas. Reinterpretan la Biblia buscando significados esotéricos e insisten en que los cristianos han eliminado ciertas enseñanzas.

            Otra fuente de revelación inspirada proviene de la propia meditación interior de uno -- del dios de adentro. Consultan al dios adentro para encontrar direcciones apropiadas para actuar.

            Además, los esotéricos creen que la tierra material es rodeada por un campo espiritual inmenso conocido como la akasha, un material primordial en el cual está grabado -- como una grabación celestial -- todo impulso del pensamiento, la voluntad y emoción humanos. Por lo tanto, se cree que constituye un récord completo de la historia humana. Algunos videntes de la Nueva Era como Edgar Cayce reclaman la habilidad de "leer" este récord denominado Anales Akáshicos.[10]

     
Dios Padre

            Para la Nueva Era, Dios no es personal; es la Fuerza o la Energía Cósmica IMPERSONAL. No tiene las características que tienen las personas; se trata de una energía como una unidad funcional, de una conciencia que está en continua expansión. Es un poder absoluto, en constante crecimiento, un psiques instantáneo, uniforme e integrado. Dios es cada pájaro que se cae a la tierra y a la vez cada ser humano que conocemos, pues todo es Dios y Dios es todo. Es un campo de energía cuya única estructura real es la suma de sus pares. No es un ser personal, benevolente, amante, que tiene una existencia por lo menos en parte inmanente a su creación, pues trasciende completamente la misma por su infinidad siendo el Creador.

            Su concepto de Dios puede ser expresado de la siguiente manera: "la Existencia Una, lo Uno, AQUELLO que es centro de toda vida; un PRINCIPIO Omnipotente, Eterno, Ilimitado e inmutable, acerca del cual toda especulación es imposible, el Uno sin Segundo; la Existencia Infinita, Perdurable, Inalterable, el Eterno HOY sin pasado, presente o futuro; el Logos inmanifestado, fuera de espacio y tiempo; el Espacio Insondable; la Tres-veces-desconocida Oscuridad Inefable; el Ser Supremo .... De AQUELLO, todo procede; a AQUELLO todo retorna. AQUELLO incluye dentro de sí mismo todo lo que jamás ha sido, es, y puede ser."[11] Esto describe un monismo panteísta, y contrasta profundamente con el Dios revelado en la Biblia como Uno que es trascendente e inmanente a la vez y que es un ser que se revela a sí mismo como un Ser personal.[12]

Jesucristo

            Para ellos Jesús no es lo mismo que Cristo, pues es necesario distinguir entre Jesús y Cristo. Jesús no reveló la naturaleza de Dios en forma única -- una vez y para siempre, que nunca sería ni agrandado ni expandido. Tampoco se encuentra Jesús esperando e intercediendo por nosotros en un cielo. Para ellos tal afirmación es mitológica más bien que real.

            Dicen que Jesucristo no es el único hijo de Dios sacrificado por su Padre amante con el propósito de salvar a la humanidad de las consecuencias terribles del pecado. Rechazan el reclamo exclusivo del Hijo del hombre como Dios, y así atacan a la persona de Cristo, cuyos poderes milagrosos nunca han sido duplicados. Cuando se le compara con Krishna, Buda, Kali y otros parecidos, para los de la Nueva Era Jesús es sólo uno entre pares, un avatar entre otros avatares.[i]

            Para ellos JESÚS fue sólo un judío ideal, nacido en Belén, un maestro de sabiduría y de amor, un ejemplo que fue a los límites para mostrar el "camino para ascensión." Fue un gran maestro, pero no el Salvador tuyo o mío del pecado. Tenía vidas pasadas con sus preferencias carnales que tenía que sobreponerse para poder ser tentado igual a otros sin ceder a la tentación. Después de edades de fuerte y agotadora preparación, cualificó como un avatar, un salvador divino del mundo. Por lo tanto desde su niñez fue dotado con una sabiduría superior y estaba consciente de que tenía la capacidad de ser un líder de un camino espiritual más elevado. Jesús no siempre fue el Cristo, sino lo ganó por medio de las vidas enérgicas y agotadoras. Eso señala la creencia en que el cuerpo de Jesús fue el vehículo corporal del Cristo Cósmico.

            ¿Qué es CRISTO para ellos? Es una cualidad, una energía, una fuerza evolutiva y básica dentro de la creación. Es el amor universal y el amor es el Rey. El verdadero nacimiento de Cristo no fue el de Jesús en el pesebre en Belén, pues Jesús fue un individuo que tenía que recapitular ciertas etapas. Tenía que edificar encima del patrón que estableció Buda. Tuvo que ponerse en contacto con ese patrón crístico.[13] De un lado con frecuencia clasifican a Cristo como uno entre muchos otros de los grandes gurús y aun a veces le conceptúan como el más grande de los maestros espirituales. De otro lado definen a Cristo como la chispa divina dentro de todos nosotros que tenemos que descubrir y desarrollar.

            El libro Curso en Milagros señala, por ejemplo, que no es correcto una actitud de maravilla hacia Cristo, pues no hay nada acerca de él que tú y yo no podemos obtener. Solamente tenía lo que viene de Dios igual que nosotros.

            Además, en sentido esotérico Cristo es el nombre que se da a un Puesto en la Jerarquía, la cual algunos denominan la Gran Humanidad Blanca y en la Teosofía se denomina los Grandes Seres, los Grandes Instructores y los Maestros de sabiduría. No es el nombre de un individuo en la historia. En la actualidad el que ocupa ese puesto es el Señor Maitreya, quien lo ha ostentado por 2,600 años, desde que se manifestó en la Palestina en el discípulo Jesús. Vendrá en un porvenir el Señor Maitreya.

El Espíritu Santo

            De algunos sistemas se reconoce la tercera manifestación como el Creador que a veces se ha identificado en el cristianismo con el Espíritu Santo. No obstante esta comparación, no tiene características de las personas y se identifica con otros dioses en otras religiones también.

La Trinidad

            Algunos sistemas afirman que el Supremo Señor se manifiesta a Sí Mismo bajo una triple forma que es posible identificar como una trinidad: el Regenerador, el Preservador y el Creador. Por ejemplo, en la Teosofía les denomina el Primero, el Segundo y el Tercer Logos. Esto se parece al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo de los cristianos, y a Shiva, Visnú (Krishna) y Brahma del Hinduísmo, y a Kether, Binah y Chokmah del Cabalista hebreo, y a Ahura, Mazda y Ahuramazda, que se refiere a Vida, Sabiduría y la Existencia Una del Zoroastrismo. No obstante, este Ser está en todas partes y en cada cosa y es todas las cosas. De manera que el mundo y sus incontables formas vegetales, animales y humanas también son otras manifestaciones del Supremo Señor.

            De otro lado algunos enseñan que el Pensamiento Eterno es Uno. Pero en esencia es dos: Inteligencia y Fuerza y cuando respira, nace un niño y ese niño es Amor. Entonces el Dios Trino sería Padre-Madre-Niño. Por supuesto este concepto señala que hay una parte masculina de Dios y una parte femenina.

El ser humano

            El hombre es un pedazo de Dios, una fracción de Dios, una partícula de lo divino. Por naturaleza es divino. Se compone de alma y cuerpo el cual es el vehículo de la parte inmortal. El alma divina tiene un potencial ilimitado, porque es dios. Si usamos nuestra mente positiva y constructivamente, podemos conseguir todo lo que deseamos en la vida. El ser humano no es malo, sino tiene una habilidad creativa para crear su propia felicidad. Tiene una autonomía desde adentro. Es inherentemente divino y bueno con un poder sin límites, un potencial ilimitado tanto como un individuo y un colectivo. Es separado de Dios únicamente en su propia conciencia. Del lado positivo describe el hombre en términos holistas, señala la importancia de la medicina natural y de la protección del medio ambiente (para estar en armonía con la naturaleza). Para lograr estos propósitos se aprovecha de los medios antiguos de la magia.

            El pecado[14] en su concepto es la falta de ascender a la conciencia elevada del Ser Verdadero. Es una proyección de la mente o una ilusión que nos separa de nuestra propia divinidad innata. Es la ignorancia de quien realmente somos.

La salvación (la liberación)

            En el cristianismo la salvación como vida eterna tiene doble significado, una mejor calidad de vida hoy y una vida para siempre. Para la Nueva Era la salvación quiere decir la liberación o libertad de ciertas cosas. Primero, se trata de la liberación de las ideas equivocadas acerca de la naturaleza real y material del universo y del hombre como pecador en vez de como dios. Alterar este estado de conciencia es necesario para liberarle de las ideas equivocadas. El ser humano tiene que darse cuenta de que todo objeto material y físico no es nada más que una ilusión (Maya). ¿Cómo puede uno escapar de este mundo ilusorio? Hay muchos métodos para ayudar a uno -- el yoga, la meditación, la idolatría, las religiones esotéricas, los gurús, la astrología, el tarot, una dieta especial, las drogas y todo tipo de técnica para expandir la conciencia de manera que uno podrá realizar la unión suprema.

            Una vez que se da cuenta de esto, otro paso hacia la liberación es darse cuenta de que uno mismo es Dios. Se es divino, un dios, una manifestación de dios, como todos los otros seres humanos. La verdadera identidad, el alma o el yo de uno es inmortal, eterno. Por lo tanto, como dios uno nunca muere, pues la muerte es solamente un velo, por el cual tenemos que pasar aunque tampoco tiene existencia real. Eso quiere decir, además, que el pecado y la naturaleza adámica son ilusiones debido a que la esencia divina es realmente la médula verdadera del ser humano. Los pecados y las imperfecciones son desperfectos que nublan el esplendor del alma eterna. De manera que se libra el ser humano de su caída en lo material a su elevado estado divino -- de la existencia material donde se engañaba a sí mismo por la duda sobre su unidad con el Señor Supremo. Así que el pecado no es nada más que la ignorancia de que uno es divino por naturaleza.

            El ser humano tiene una naturaleza tanto buena como divina. La salvación depende de la concentración interior y la meditación en la naturaleza espiritual y de que uno reconozca que uno es dios. Eso significa que uno ya es salvo, pues tiene la imagen divina de Dios.

            Como hijo de Dios, en realidad uno está sin pecado, por lo tanto, es merecedor del perdón. Uno no necesita el perdón. El pecado y el castigo en el ahora no son verdaderos y nunca serán más que ilusiones.

            Un segundo sentido de la salvación para la Nueva Era es la liberación del ciclo de reencarnaciones, un proceso repetitivo regido por la ley de Karma. Para ellos la reencarnación es el medio de la expiación y así rechazan el significado bíblico de la muerte de Cristo en la cruz. Uno mismo tiene que expiar a sí mismo de todos los males en sus vidas pasadas. Así evoluciona pasando por diferentes niveles y ascendiendo la escalera de evolución espiritual. No obstante, los Maestros Ascendidos -- la Hermandad Blanca, que se parecen a los dioses y que forman parte de la Jerarquía -- pueden extender la mano para ayudar al ser humano subir a niveles espirituales más altos. Entre estos está Jesús, quien fue poseído por la "conciencia de Cristo" que denominan la crística.

            En tercer término para la Nueva Era la salvación o la liberación se alcanza por medio de los propios méritos de uno. Esto normalmente envuelve la meditación y el yoga. El yoga es la doctrina y disciplina de la unificación con Dios. Se ha definido como la "comunión del Yo individual con el Espíritu Universal por la plegaria, el amor, el auto-sacrificio y el conocimiento." Es posible traducir esta palabra del idioma antiguo del sánscrito como "Identificación, Unión o Yugo," puesto que consiste en la identificación con el principio divino o el retorno del ser fragmentario al Ser total. La única manera de unir el Yo individual con el Yo supremo es por medio de la practica de una disciplina espiritual que es la técnica de la liberación.

            Las varias técnicas se han clasificado de la siguiente manera: Hatha Yoga (que persigue un dominio externo e interno físico mediante ejercicios, posturas y la práctica de la respiración), Karma Yoga (que persigue las obras de la vida activa), Bhakti Yoga(que persigue el amor y la devoción a Dios y su servicio), Raja Yoga (que utiliza el dominio interno de la mente), Gñana Yoga (que emplea el discernimiento y el conocimiento abstracto), Mantra Yoga (que utiliza el dominio del sonido externo e interno y el ritmo del mismo) y Tantra Yoga que también se denomina Kundalini-Yoga (que emplea el manejo de las energías psíquicas y fisiológicas). Los diferentes movimientos de la Nueva Era prefieren diferentes tipos de Yoga. Por ejemplo, la constante repetición de la mantra de los Hare Krishna al Señor Supremo es un modo devocional para alcanzar la liberación.

            Concluimos, pues, que su sistema de liberación es esencialmente uno de obras humanas. Eso quiere decir que niegan laobra expiatoria y redentora de Jesucristo.[15] El Hijo de Dios no fue castigado por los malos, pues Dios no conoce el sacrificio. La crucifixión fue únicamente un ejemplo extremo, solamente con fines didácticos. Tenía el propósito de enseñarnos a no responder con enojo y coraje, pues uno es indestructible. Se trata de la entrada del cristo cósmico en patrones energéticos que son etéreos, mentales y emocionales y que son del cuerpo planetario mismo.

La Iglesia

            Dentro del cristianismo el concepto de iglesia como comunidad o compañerismo (koinonia) es central. Se manifiesta en unión, amor, servicio y reunión. Las experiencias compartidas como la adoración congregacional es de vital importancia. El concepto de comunidad es mucho más débil en los movimientos de la Nueva Era, aunque algunos adoptan un estilo de vida comunal. Normalmente se denominan "centro" el lugar de estudios, meditación y conferencias. Hay poca adoración en grupo, pues cada uno individualmente tiene que meditar adentro de sí mismo y ponerse en contacto con su propio ser divino. Se busca una experiencia mística para unirse individualmente con el Ser Supremo. Se convierten en una especie de monjes preocupándose por el mejoramiento de su propia Karma, aunque unos cuantos avatares se sacrifican para ayudar a otros. No obstante, esto es la excepción más bien que la norma. Cada quien se preocupa por sí mismo y su propia liberación y evolución.

Las ordenanzas

            Desde los tiempos de la iglesia primitiva los cristianos han practicado las dos ordenanzas del bautismo y la cena del Señor, pero los movimientos de la Nueva Era no comparten estas ceremonias, aunque hay ciertas prácticas que tienen aspectos semejantes.

            Si se conceptualiza el bautismo como un acto formal de iniciación dentro de una comunidad de fe cristiana, entonces sí existen ceremonias parecidas en los movimientos de la Nueva Era. Cuando el aprendiz llega a cierto nivel de conocimiento y práctica, como es el caso de la Meditación Trascendental y otros, entonces se celebra un rito de iniciación en el cual se le da al iniciado cierta información secreta, tal vez una mantra secreta personal e individual y un nombre nuevo. A su vez éste promete lealtad incondicional a su gurú de por vida, en una ceremonia con velas, retratos, imágenes, incienso y ofrendas florales.

            Si se entiende la Cena del Señor como una comida sacramental, como lo conciben el catolicismo y algunos evangélicos como un medio de transmitir una cantidad de gracia para la salvación, entonces tiene semejanzas con los alimentos ofrecidos a la imagen de Krishna primero, luego al comer y ingerirlos, en un sentido se proceden a acercarse a la conciencia de Krishna. Facilita el contacto con Krishna. En sentido más amplio muchos grupos prescriben el alimento vegetariano, y Prabupada, el fundador de los Hare Krishna afuera de India, insiste en que si uno come la carne de res, se reencarnará como una vaca en la próxima ronda y la vaca en un ser humano![16]

Las últimas cosas (la escatología)

            Conciben la historia como circular como lo es el año en vez de lineal que tiene un comienzo y un fin. Para ellos la vida y la historia son cíclicas. No obstante, desaparece un concepto del regreso de Cristo, el cual, o lo espiritualizan, o lo asocian con las manifestaciones de los "mensajeros divinos" tales como Maitreya, o lo asignan un evento específico para su cumplimiento como, por ejemplo, el caso de Findhorn, una comunidad de la Nueva Era en Escocia. En un sentido muy amplia, entonces, cualquier individuo o centro que se convierte en un imán para presentar lo nuevo al resto del mundo encarna la segunda venida.

            Algunos conceptúan la segunda venida como un acontecimiento en un sólo avatar tal como la de maitreya (sánscrito). Este nombre tuvo su origen en la figura legendaria de Buda, el iluminado. Se ha conceptuado como el Buda futuro que ha de aparecer en la tierra. El budismo Mahayana lo considera un bodhisattva.[17] Buda profetizó la venida de este futuro iluminado que extendería la doctrina verdadera y salvaría a toda la humanidad. En los templos budistas se encuentran imágenes de Maitreya y en Japón se le llama Miroku. Otros creen que se trata del líder espiritual de la "Jerarquía Espiritual de los Maestros." Los mismos fueron una vez seres humanos que terminaron su evolución y voluntariamente ayudan a personas menos evolucionadas a alcanzar su nivel. Alegan que estos ahora viven escondidos en algún sector de las montañas Himalayas. Otros proponentes de la Nueva Era afirman que la segunda venida ya ocurrió. Annie Besant, la líder de Teosofía, promovió a Jiddu Krishnamurti como tal para esta edad.

            Otros creen que el nombre se refiere a la segunda venida de Cristo en la humanidad entera y la relacionan con la idea de una encarnación de Cristo en masa.

            El cielo es sólo un estado mental; Dios no creó un lugar llamado el cielo; nosotros creamos el nuestro propio. De esta manera eliminan el cielo como realidad y substituyen la Nirvana,[18] en el cual eventualmente todas las almas humanas serán absorbidas dentro del gran alma mundial. La reencarnación es un mecanismo para purgar el alma de su karma.

            El infierno no es eterno, pues nosotros mismos lo creamos. Es lo que consechamos aquí en la forma de Karma mala o el castigo por los errores que hayamos cometido en las vidas pasadas. En sus enseñanzas substituyen una eternidad de reencarnaciones por el infierno.

            El último juicio es una sanidad final, la restauración a la relación integral con Dios, en vez de un castigo. Su meta es restaurar en nosotros el modo correcto de pensar. Así podemos entender lo que es de valor y lo que no tiene valor alguno, luego podemos escoger racionalmente.

Conclusión

            Aunque a veces se usan las mismas palabras que la Biblia es importante definirlas según su uso en el contexto y la intención del representante de la Nueva Era.

            También en una evaluación de estos movimientos es imprescindible destacar unas consecuencias de estas enseñanzas. Hay que recordar que estas ideas están infiltrándose dentro de nuestra sociedad por diversos caminos y en especial por los medios de comunicación a las masas como las películas, los videos, la televisión, la prensa y los juegos electrónicos. ¿Hacia dónde nos llevan? Las consecuencias son funestas. El yoga le lleva a uno a matar a la conciencia lo cual debilita la resistencia individual. Le lleva a matar el ego, a la muerte de la personalidad, a la muerte de la voluntad, a la muerte de los deseos, a la muerte del intelecto y por fin a la muerte de la vida (moksha). Tienen consecuencias también en la sociedad que adopta esta perspectiva, como en el caso de India donde tales prácticas como la cremación de las viudas con el cadáver del esposo (sutee), el fenómeno bárbaro del uso de los anzuelos de pescar para hacer sufrir a los seres humanos,[19] la tortura en la práctica del yoga, la idolatría, las penitencias, las peregrinaciones y las costumbres exóticas del alimento. Estos son productos y acompañantes de la práctica de las enseñanzas de la Nueva Era como aparecen en el hinduismo. Pues las masas viven solamente para morir.[20]


 
    [1]A veces se denominan los centros como iglesias y los practicantes espiriteros. Ver "El espiritismo y el cristiano," Las doctrinas sanas y las sectas malsanas, I:4-9.

     [2]Ver "El movimiento Hare Krishna," DSySM I:214-222.

     [3]Ver "La Dianética y la Iglesia de cientología (cienciología)," SDySM I:181-188.

     [4]Ver "El gnosticismo contemporáneo," DSySM 1:189-194.

     [5]Ver "Tu futuro ¿escrito en las estrellas?" SDySM I:258-266.

     [6]Ver "Dios, Su Creación y la Nueva Era" DSySM I:125-129.

     [7]Ver "La reencarnación y sus evidencias," DSySM I:152-158.

     [8]Zania. Diccionario Esotérico: Compendio de términos orientales y occidentales relacionados con el ocultismo y temas afines. Tercera edición corregida y aumentada. Buenos Aires: Editorial Kier S.A., 1979.

     [9]Ver "La magia y el cristiano," DSySM I:64-69.

     [10]Rhodes, Ron. The Counterfeit Christ of the New Age Movement (Grand Rapids: Baker Book House, 1990), 243.

     [11]P. Pavri. Teosofía Explicada. (México, D.F.: Editorial Orión, 1988), 48-49.

     [12]Vea, por ejemplo, Gén 3:6, 14 y la identificación de Jehová como el Dios de Abraham, Isaac y de Jacob en el Pentateuco. Ver también "Dios, su creación y la Nueva Era" en DSySM, I:125-129.

     [13]"La conciencia crística" se refiere a un nivel de conciencia cósmica en la cumbre de la evolución del alma.

     [14]Ver "El Pecado," DSySM I:223-232.

     [15]Ver "La muerte de Cristo ¿qué significa para nosotros?" DSySM, I:105-113.

     [16]Además, en cuanto a la comida los movimientos de la Nueva Era recalcan la importancia de la comida natural, tal como se vende en las tiendas de alimentos naturales.

     [17]Un nombre budista que se da al adepto o santo que después de llegar a la aurora del nirvana, renuncia entrar, porque su inmensa compasión le obliga a volver con los seres atados todavía por el dolor y obrar su propia salvación colaborando en la del mundo entero.

     [18]El estado de perfecta felicidad que no puede ser descrito, el final del largo ciclo de existencias y de la ignorancia, los esfuerzos y el dolor. Un estado final de emancipación, permanencia, bienaventuranza y pureza. Un estado en el cual el ser es capaz de ver tal cual es.

     [19]Los británicos fueron los que eliminaron estas dos primeras costumbres después de siglos de práctica por los hindúes.

     [20]Tal Brooke. The Other Side of Death (Wheaton, Ill: Tyndale House Publishers, Inc., 1979), 78-84.


     [i]....Un avatar es una encarnación de dios en un ser humano con el fin de ayudar a la humanidad en un momento de crisis mundial.

Sobre Nosotros

Bienvenido a nuestra página oficial. La Sana Doctrina es una revista informativa sobre las sectas y las doctrinas sanas de los Bautistas del Sur.

En Contacto

La Cumbre Calle Jefferson
#616 San Juan, PR 00926

t. 787-789-1040

e. dtmoore98@gmail.com

 

Multimedios

e. pastor.acuadrado@gmail.com

Suscribirse

© 1985 - 2020 La Sana Doctrina. Diseño web por el  Pastor Albert Cuadrado.