"Himno a Mita," Tomo IV:156, 162-163
Por: Ruben Torres

El himno “Amor, Libertad, Unidad” en el Himnario Congregación Mita contiene las siguientes palabras:

 

            “Símbolo de un Dios trino

            Es el triple mensaje

            De esta congregación.

 

            Son tres los misterios,

            Tres personas distintas,

            Tres hombres revelados,

            Pero es un mismo Dios.

            En Moisés era el Padre,

            En Jesús era el Hijo

            Y el Espíritu santo,

            Mita, que habla en Aarón.”

 

Según este himno, ¿quien es “Dios Trino”? ¿Cómo se relacionan “los tres”? ¿Cómo compagina el concepto expresado en este himno con las conclusiones de los concilios de Nicea y de Calcedonia? ¿Contrasta con claridad y cuidado?

            El dios trino de los “Mita” se compone de padre, hijo y espíritu santo.  Pero ellos a su vez se han manifestado en tres seres humanos, el padre en Moisés, el hijo en Jesús y el espíritu santo en Mita que ahora habla en Aarón.  No esta claro si estos tres personajes son reencarnaciones.  Afirma que los tres son un solo dios como lo hacen los credos de la iglesia afirmando también que la trinidad es un misterio.  La Biblia hace claro que la encarnación de Jesús era un misterio, pero nunca habla de tres misterios.  No hay mención de que sean de la misma substancia ni que haya correspondencia entre ellos.  No se habla de los atributos del Padre, como creador ni preexistente. No se habla de la preexistencia del verbo. Tampoco se menciona nada de las dos naturalezas del Hijo, todo Dios y todo hombre. El que el Hijo sea consubstancial con el Padre no se destaca en el himno.  La intención salvífica de su encarnación no se destaca.  Con este himno no podemos identificar quien es el salvador o a quien vino a salvar.  Lo que si aparenta es una especie de modalismo jerárquico en la trinidad mas que arrianismo parece un ejemplo de patripasionismo.  Dios primero fue Moisés, cosa que a nadie se le había ocurrido, luego el hijo es Jesús, en lo que coincidimos aunque ellos redefinen la encarnación de forma que se parece mas a la reencarnación; tampoco destacan de manera alguna su deidad.  Por último, tenemos al espíritu santo quien es ahora “Mita,” la cual tiene de portavoz a Aarón.  Hasta el momento no han dicho que Aarón es ahora la manifestación del espíritu santo, dejando atrás a Mita (quizás en el futuro); se podría decir que en el panteón de los Mita, hay cuatro deidades o manifestaciones del dios único. Esta supuesta encarnación de las personas de la trinidad parece un intento velado por justificar su creencia en que el espíritu santo se hubiera manifestado en Mita.  La Biblia solo habla de la encarnación de Cristo de donde procede la creencia de que las otras dos personas de la trinidad encarnaron;, o utilizando su terminología, se manifestaron, no lo sabemos.

            Cuando comparamos el himno con las conclusiones del credo de Nicea podemos afirmar lo siguiente:  “A quienes digan, pues, que hubo cuando el hijo de Dios no existía, y que fue hecho de cosas que no son, o que fue formado de otra substancia o esencia o que es una criatura o que es mutable o variable, a estos anatematiza la iglesia católica.”[1] 

            Sus expresiones acerca del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, los excluyen de la verdadera iglesia universal de Jesucristo.  Ellos podrán reclamar una nueva revelación pero no la que representa a la iglesia cristiana ortodoxa.

            El credo de Calcedonia afirma lo siguiente:  “según fue dicho acerca de él por los profetas de antaño y nos enseño el propio Jesucristo, y nos lo ha transmitido el Credo de los Padres.”

            Este himno no afirma lo que los padres, ni los profetas, ni el mismo Señor enseñó acerca de sí mismo.  El himno a quien destaca es a Mita y Aarón quien le representa en estos días.  Para los Mita la salvación es por obras; pero claro es indispensable que por medio de estos dos personajes quienes representan el nombre revelado del espíritu santo lleguemos a la verdad.  Se puede concluir que el dios Mita es uno solo que ha ido encarnándose o más bien reencarnándose en diferentes épocas y que la última es la de Mita en Aarón.

Himno de la Congregación Mita

“Símbolo de un Dios trino

Es el triple mensaje

De esta congregación.

 

Son tres los misterios,

Tres personas distintas,

Tres hombres revelados,

Pero es un mismo Dios.

En Moisés era el Padre,

En Jesús era el Hijo

Y el Espíritu Santo,

Mita, que habla en Aarón.”

 

Credo de Nicea (325 D.C.)

descendió y se hizo carne, se hizo humano,

y sufrió y resucito al tercer día y vendrá a

juzgar a vivos y muertos.

 

Y en el Espíritu Santo. Creemos en

un Dios Padre Todopoderoso, hacedor

de todas las cosas visibles e invisibles.

 

Y en un Señor Jesucristo, el hijo de Dios;

engendrado como el Unigénito del Padre,

es decir de la substancia del Padre, Dios

de Dios; Luz de Luz; Dios verdadero de Dios

verdadero; engendrado no hecho;

consubstancial al Padre; mediante el cual

todas las cosas fueron hechas, tanto las que

están en los cielos como las que están en la

tierra; quien para nosotros

 

A quienes digan, pues, que hubo cuando el

hijo de Dios no existía, y que fue hecho de

cosas que no son, o que fue formado de

otra substancia o esencia o que es una

criatura o que es mutable o variable, a

éstos anatematiza la iglesia católica.

Credo de Calcedonia (451 D.C.)

Siguiendo pues a los santos padres,

enseñamos todos a una voz que ha de

confesarse uno y el mismo, nuestro Señor

Jesucristo, el cual es perfecto en divinidad

y perfecto en humanidad; verdadero Dios y

verdadero hombre, de alma racional y

cuerpo; consubstancial al padre según la

divinidad, y asimismo consubstancial a

nosotros según la humanidad; semejante a

nosotros en todo, pero sin pecado;

engendrado del Padre antes de los siglos,

según la divinidad y en los últimos días

y por nosotros y por nuestra salvación, de la

virgen María, la madre de Dios, según la

humanidad; uno y el mismo Cristo Hijo y

Señor Unigénito, en dos naturalezas, sin

confusión, sin mutación, sin división, sin

separación, y sin que desaparezca la

diferencia de las naturalezas por razón de la

unión, sino salvando las propiedades de

cada naturaleza y uniéndolas  en una

persona e hipóstasis; no dividido o partido

en dos personas, sino uno y el mismo Hijo

Unigénito, Dios Verbo y Señor Jesucristo,

según fue dicho acerca de él por los

profetas de antaño y nos enseño el propio

Jesucristo, y nos lo ha transmitido el Credo

de los Padres.

 

 

        [1]Justo L. González, Historia del Cristianismo, Vol. 1,  (Miami, FL: Editorial Unilit, 1994),  175. 

Sobre Nosotros

Bienvenido a nuestra página oficial. La Sana Doctrina es una revista informativa sobre las sectas y las doctrinas sanas de los Bautistas del Sur.

En Contacto

La Cumbre Calle Jefferson
#616 San Juan, PR 00926

t. 787-789-1040

e. dtmoore98@gmail.com

 

Multimedios

e. pastor.acuadrado@gmail.com

Suscribirse

© 1985 - 2020 La Sana Doctrina. Diseño web por el  Pastor Albert Cuadrado.