"La obra de Mita en Aarón," Tomo III:116-127
Por:  Dr. Donald T. Moore

La Congregación Mita surgió en 1940 en Arecibo cuando su líder fue expulsada de la Iglesia de Dios Pentecostal. Aunque tiene un carácter único y ha persistido en la sociedad puertorriqueña e internacional sólo por décadas, reclama ser "la continuación de la iglesia primitiva" y afirma que la Biblia sienta las bases para esta obra y que Hechos 13:41 alude a ella.

Es conocido internacionalmente no solamente por sus templos en los Estados Unidos y varios países de América Latina sino también por su presencia en la Internet donde transmite sus programas semanales de música, testimonio y predicación. También se transmiten por cable TV en Puerto Rico. Reclama tener entre 28,000 y 35,000 feligreses en los distintos municipios de la isla y en "los países extranjeros evangelizados." En la isla no solo asisten a los templos de su localidad sino también a los servicios que se celebran en su templo principal en Hato Rey. Los sábados en el templo y en sus atrios se congregan cerca de 6,000 personas para escuchar "la Voz de Dios", que habla por la boca de Aarón[1].

Mita y su Nombre

 

Para los mitas el Cordero que es el único digno para abrir el libro de Dios en Apocalipsis 5 y 6 es el Espíritu Santo y esas profecías tienen su fiel cumplimiento en este siglo, pues Dios encontró en la persona de Mita "un cuerpo, un tabernáculo, un instrumento para hacer en él su morada" (5) o su trono en la tierra. Además, el pueblo vestido de ropas blancas visto por el apóstol Juan (Apo. 7:9-10, 13-14) tiene su cumplimiento en el pueblo de Mita lo cual ha pasado por una gran tribulación y ha blanqueado y purificado sus ropas en la sangre del Cordero, el Espíritu Santo. También identifican a la "mujer vestida de sol, y la luna debajo de sus pies, y sobre su cabeza una corona de doce estrellas" (Apo. 12:1) como Mita quien fue iluminada por la luz del Espíritu de Vida. Asimismo cuando el apóstol Pablo dice que Dios "envió a su hijo, hecho de mujer" (Gá. 4:4), los mitas lo identifican con la persona de Mita, porque hoy el hijo de Dios fue formado en cuerpo de mujer, que en nuestros días fue la habitación de Dios. Todo esto se constata, porque por "los frutos es conocido el árbol" (Mt. 7:16), y la obra de Mita en Aarón es el fruto de ese árbol bueno. Los mitas dicen que no sólo reconocen la revelación en Cristo y los profetas, sino que la han trascendido a una superior: la revelación postrera en la tercera dispensación del ministerio del Espíritu Santo.

El pueblo de Mita no espera la venida de Dios, pues ya el Consolador prometido (Jn. 14:16-18, 26) se ha manifestado en este tiempo. Jesús dijo que no volvería a ver a su persona más (Jn. 14:19), porque enviaría al Consolador en otra persona o cuerpo a esta tierra (Jn. 16:12-13). Los mitas reclaman ser "un pueblo cristiano, evangélico" que ama a Cristo y lee y entiende la Biblia, pero también valora al profeta de Dios en la tierra lo cual es clave para la interpretación de ella. Así reclaman tener la palabra escrita junto con la hablada por el profeta de Dios en nuestro tiempo.

 

Juanita García Peraza (1897-1970), una puertorriqueña acomodada natural de Hatillo y de una clase social alta, residía en Arecibo cuando se enfermó seriamente de una úlcera gástrica crónica. Dios respondió a sus clamores con la visita de una anciana pentecostal y después de su sanidad asistía a la Iglesia de Dios Pentecostal de ese pueblo. Luego una voz le comunicó que necesitaba a que ella prestara su cuerpo para una obra. Respondió positivamente pero con temor. También se cuenta que una noche cuando se sentía inquieta acerca de su misión, una estrella luminosa se desprendió y rodaba mayor fulgor y velocidad al acercar la tierra. Dicho "lucero se acercó a la ventana y rápidamente chocó su frente, llenando de luz toda la habitación. La persona de Mita quedó en aquel instante investida de poder y de virtud, y hablaba lenguas y profetizaba. Y el Espíritu Santo le explicaba para qué la había llamado y le indicaba todo lo que tenía que hacer.... La luz de Dios iluminó su ser, el fuego del Espíritu quemó su cuerpo, haciéndolo muerto al pecado. Dios hizo desde entonces su morada en su cuerpo" (22). Más tarde ella acusaba públicamente a los ministros y oficiales de pecado, y ellos la echaron de la iglesia. No obstante, conforme a su profecía de que once (11) saldrían con Mita de la iglesia, así sucedió. Entre ese núcleo estaba Aarón (Teófilo Vargas Seín) sobre cuya cabeza Mita derramó aceite de olivo y a medida que le ungía, ella hablaba en lenguas extrañas. Más tarde se cuenta como ella saltó desde la segunda planta de la casa hasta el interior de la misma al primer nivel. Luego habló en lenguas y profetizó.

En los inicios de la obra Mita comenzó a difundir un triple mensaje de amor, libertad y unidad en diferentes campos y pueblos de Puerto Rico. El primero de los tres conceptos universales es el amor, pues Dios es amor y debido a su amor hizo todo lo creado. El segundo, libertad, no es libertinaje, sino libertad del yugo del pecado, la corrupción, el mal y la muerte. Es el Espíritu de Dios manifestado en Mita quien le da a uno libertad y en "el pueblo de Mita está la libertad del Espíritu del Señor" (30). El tercero es la unidad por la fe en la manifestación de Dios en su instrumento humano en este siglo. La unidad del Espíritu se expresa en términos de un mismo sentir, una sola alma y un solo corazón. Indica que todos sus hijos deben ser unidos en un solo rebaño en torno al ángel del pacto de unidad el cual es Mita.

Además, se pregonaba que Mita era la presencia del Profeta de Dios en la tierra, que Dios descendió en forma corporal y que debían estar atentos a su voz, pues el Espíritu Santo "se hace carne en un ser humano para hablarle de manera que el hombre pueda entenderle." En otros tiempos Dios hablaba a través de Moisés, Elías, Isaías, Jeremías, Samuel, Daniel, Malaquías, Juan el Bautista, Jesús, Pedro, Juan y Pablo.

Según Carmín Cruz, los frutos de Mita que prueban que era Profeta de Dios, incluyen la prosperidad espiritual con lluvias de bendiciones, salud del alma y felicidad para su pueblo. Otros frutos incluyen lo material que a pesar de la escasez para la obra al principio, después se tradujo en bendiciones, templos y propiedades. Obligada a salir de la iglesia pentecostal, ella formó primero la "Iglesia Libre" e hizo una llamada a otras iglesias a unirse con ella. En parte por eso surgió oposición a ella y su obra entre los evangélicos. Al principio los mitas celebraban sus servicios en las casas de los hermanos o en pequeños templos que se rentaban en Arecibo. Pero después Mita fue a Hato Rey donde en 1947 consiguió una casita de concreto de tres dormitorios. En ese año Mita y su congregación se mudaron a Hato Rey y comenzaron a celebrar servicios en un pequeño templo en la Barriada Las Monjas. Ocho años más tarde se inauguró un nuevo templo frente a "la Casita" y con el paso del tiempo compraron las propiedades aledañas. Así se iba levantando la Casa Pastoral y el Asilo de jóvenes y oficiales de la iglesia en la calle Duarte. Además, consiguieron una finca en el Barrio Candelaria de Arecibo, "El Paraíso", como lugar de reunión.

Los miembros vendían verduras o frituras como pasteles bacalaítos, alcapurrias, refrescos y dulces, y las ganancias ayudaban en el sostenimiento de la iglesia. Luego a petición de algunos miembros se procedió a establecer la Corporación Hermanos Mita, Inc. de la cual surgieron varios negocios.

"La persona de Mita es el primer profeta del Espíritu Santo en esta tercera dispensación de Dios en la tierra" (41). Esto se ha evidenciado en sus muchas profecías desde los comienzos de su obra. Profetizó que su pueblo tendría crecimiento espiritual y material y efectivamente en lo espiritual crecieron en número de once en 1940 a miles en varias congregaciones para 1970. El crecimiento material se vio en que al principio su pueblo vivía en arrabales y casuchas de cartón con problemas de salud, pobre alimentación y vestimenta. Pero para 1970 eso había cambiado, ya era un pueblo más saludable, los niños mejor educados y algunos miembros eran de las clases profesionales. Además, el progreso económico se evidenciaba en la expansión de la Corporación Hermanos Mita para 1970 que incluía restaurantes, bazares, repostería, supermercados, almacén "cash and carry," mueblería y agencia de viajes. Profetizó también que habría una escuela, que habría música y músicos para alabar a Dios, que se escribiría la historia de su obra, que Aarón seguiría al frente de su obra en el futuro y que vendría el juicio final anunciado por los profetas y el libro de Apocalipsis.

La introducción del Decálogo del Espíritu, una Ley revelada, señala que ahora el ministerio del Espíritu Santo iba a ser uno de sentir, pues el creyente basaría su vivir en el sentir. El sentir serviría para motivarle a pensar y hacer. Está condicionado a que oye, reconoce y siente la voz del "Espíritu." El sentir motivará al pueblo a usar los miembros de sus cuerpos en la obra. O sea, "por el sentir del Espíritu" cumplirá la Ley "que es compromiso hecho entre Dios y su pueblo en estos días" (47). Al final de la introducción de este Decálogo se cita Hebreos 8:10 que, según se afirma, establece una diferencia fundamental entre los tres pactos. En el caso del primer ministerio y pacto de Moisés la ley fue escrita en las tablas del testimonio, mientras en el segundo fue de sangre debido a la crucifixión de Cristo. El tercer pacto es el del ministerio del Espíritu Santo cuando Dios da una nueva Ley a su pueblo a través de este Decálogo, pues es dada al alma y escrita en el corazón. Eso exige que el creyente mediante el Espíritu Santo desarrolle el sentir espiritual de este ministerio.

La segunda parte del Decálogo del Espíritu da direcciones específicas en cuanto a la conducta que el pueblo de Mita ha de seguir, pero primero se exige el sometimiento exclusivo a la ordenanza del Espíritu para poder ser ceñido por el Padre, Hijo y Espíritu Santo (Mita). Así que es esencial tomar una decisión firme de salir del pecado, el vicio y la maldad y aceptar "la dirección de Dios" en la vida.

Le siguen a esta decisión nueve imperativos de conducta que especifican cierta parte del ser o cuerpo que se manda dar a Mita, el Espíritu Santo: o sea, se manda entregar a ella la mente, la boca, el corazón, las manos, los pies, los oídos, los ojos, el alma y el cuerpo entero. Si se entrega lo requerido, hay una promesa o recompensa en cada caso en gradación ascendente. Con la entrega absoluta de la mente, se recibirá "por el sentir una revelación de todo cuanto tienes que hacer" o la seguridad que quita el temor, y ya no habrá lugar para pensamientos inicuos. Con la entrega absoluta de la boca, el Espíritu hablará lo recto y lo agradable, pues el alma y el cuerpo se purifican. Con la entrega absoluta del corazón, se sentirá y se hablará de la Ley, porque es allí donde la Ley está escrita. Con la entrega absoluta de las manos, serán puestas donde hace falta, tal vez para sanar, mitigar el dolor, secar lágrimas o para acariciar con ternura. Con la entrega absoluta de los pies, dejará de ir a lugares de maldad e irá a lugares tranquilos. Con la entrega absoluta de los oídos, ya se escuchará la voz de Mita que le lleva a la fe y la conversión del alma. Con la entrega de los ojos, verá la obra del Espíritu, las maravillas de la Ley y su grandeza. Con la entrega absoluta del alma, será librado de la muerte y del infierno. Con la entrega absoluta del cuerpo entero, uno será un ángel en la tierra y tendrá la imagen del Espíritu, separado de concupiscencias y deseos terrenales a lo celestial. Así la imagen de uno será transfigurada por la imagen del Espíritu Santo, o sea, por la de Mita.

Así concluye el pacto del Espíritu (Mita) con el hombre, pero también hay una serie de enseñanzas identificadas como las doctrinas del Espíritu Santo. Incluyen un proceso de aprendizaje después de hacer pacto con el Espíritu Santo. Se hace pacto al levantar la mano en señal "de aceptación de la palabra del Señor" en un servicio de la Congregación Mita. Se pasa al frente y Aarón ora por la persona. Este pacto es el paso inicial hacia una nueva conducta y conceptualización de la manifestación divina. Los cambios de conducta pueden ser paulatinos o progresivos, porque hay diferencias individuales. A veces ocurren cambios radicales en los que vivían inmersos en los vicios. Los mitas reclaman vivir conforme al código de ética del sermón del monte expresado en sus imperativos y "La Ley del Espíritu" que contiene otros puntos doctrinales para la vida espiritual.

Algunas doctrinas claves del Espíritu de Vida (Mita) incluyen las siguientes: (1) Dios habla a los mitas mediante su Instrumento o Profeta en esta tercera dispensación. (2) Ya que la iglesia se encuentra en una etapa superior en la conceptualización del bautismo, no tiene que ser solamente en agua, pues la palabra traída por su Profeta ejerce una función bautismal, porque efectúa la transformación del alma arrepentida. La Iglesia de Mita acepta dos formas del bautismo -- en el agua o con la palabra -- pero prefiere la segunda, porque "la palabra de Dios a través de su Profeta es agua de vida" (58). (3) Aunque al principio se celebraba una ceremonia de la Santa Cena, ya no se practica. En una nueva revelación se descubrió que la cena es la Voz del Espíritu Santo mediante el Profeta que "alimenta el alma y simboliza la Santa Cena." Por eso es "fundamental el oír la Voz" que le instruye en el ministerio de sentir. Esa Voz hace la función de la Cena y el bautismo. (4) Continúa la práctica de recibir a los niños en una presentación en frente de la iglesia y darles un ósculo santo y devolverlos a sus padres. (5) No hay reglamentos para la preparación de los alimentos; tampoco prohibe ciertos alimentos, aunque se exhorta a la buena y saludable alimentación. (6) La vestimenta debe ser "sencilla, sin mucho adorno, sin maquillajes o pinturas, ni prendas que no tengan un uso práctico, todo a la discreción de la persona," aunque su ropa blanca en los servicios simboliza el proceso constante de la purificación del alma. (7) Los mitas pueden escoger sus viviendas donde estiman satisfactorio conforme a sus recursos económicos. Si toda la familia pertenece a la iglesia, "se coloca un sello con el nombre de Mita en el dintel de la puerta de entrada principal .... [lo cual] sirve para guardar ese hogar del mal." (8) Los sacrificios que incluyen la oración, el ayuno, las vigilias y otras ofrendas tienen los propósitos "de alcanzar el perdón o los dones del Espíritu Santo", de presentar problemas o necesidades y de expresar agradecimiento al Señor. La Iglesia no los impone, sino cada cual decide eso de su libre voluntad. Hoy en vez de pedir sacrificios de animales el Señor acepta "el sacrificio del alma que lo ofrece con limpio corazón y con limpia conciencia" (60). Mita personalmente daba el ejemplo de pasar días en ayunas. (9) Las ofrendas y diezmos no son compulsorios, aunque los que sienten el deseo los dan. En los cultos religiosos no pasan platillos o recogen dinero; tampoco andan por las calles o casas o semáforos del tránsito pidiendo dinero[2]. Los pastores tampoco reciben salarios. (10) Los mitas se apartan de orgías, bailes, fiestas y verbenas. Abstienen voluntariamente del uso de drogas, alcohol y tabaco y repudian los vicios y los juegos del azar. (11) Mediante exhortaciones la Iglesia busca fortalecer y formar familias sanas en lo físico, espiritual y moral; "... se respetan los matrimonios y se formalizan con seriedad y honradez" (62).

Para los mitas conocer a Dios es tener a Dios en el alma, pero hoy El tiene un nuevo nombre, pues se manifestó "a través de ... Mita, una dama" (64). "La aparición de Mita en la tierra es, justamente, la visitación del Espíritu Santo; es la resurrección del Cristo de la Victoria" (65). Este "Espíritu de Vida" provee la gracia común para todos y "el nombre de Mita no identifica a ... Juanita García Peraza, ni es un mote familiar, ni el diminutivo de la palabra mamita" (65). Más bien se refiere al Espíritu de Vida. Para conocer a Mita, primero necesita uno fe para reconocer que Dios "selecciona instrumentos humanos, para hacer en ellos su morada permanente en la tierra" (65). Se conoce al Profeta de Dios en su Voz que penetra hasta el alma, vibrando y sellando el corazón. Su pueblo veía a Dios en Mita en su peculiar timbre de voz, en su vivir, su sonrisa, su manera de caminar y su mirada. Mediante la fe el creyente alcanza la seguridad de que Dios vive en la tierra, pues escogió "a un ser humano para adueñarse de su cuerpo y depositar allí toda su virtud.... ese cuerpo humano es Instrumento de Dios y que Dios está dentro de él con toda su plenitud". Al comprender esto por fe, el creyente podrá "conocer a Dios en la Tierra" (67). Cabe señalar que "la presencia del Espíritu Santo de Dios en su Profeta, no es una momentánea, ni temporera." Más bien "Dios está ahí, manifestándose en todo cuanto hace, viviendo, dejándose sentir, obrando para hacer realidad su plan de salvación para con el hombre. Su virtud es permanente en ese cuerpo escogido por Dios y a toda hora del día y de la noche, Dios es en él" (68).

Como consecuencia de su aceptación de Mita como Instrumento de Dios, los mitas han escrito una variedad de himnos con temas diversos. Algunos son de carácter devocional y otros de carácter narrativo, pues narran la historia del movimiento o de algún suceso en la vida de Mita. Estos himnos poéticos cantados con el acompañamiento instrumental musical conmueven a la iglesia profundamente.

Personalmente Mita predicaba en pueblos, plazas, parques, cárceles y playas, oraba por los enfermos, hacía milagros, reprendía huracanes y llevaba un mensaje de consolación a las almas. Algunos dan testimonio como "recibían la salud con sólo una oración hecha por ... Mita o con la imposición de sus santas manos sobre la cabeza" (81). Sanaba diversas enfermedades y sacaba espíritus de demonios inmundos.

Los mitas creen que Dios ha establecido la Nueva Jerusalén en este siglo en el terruño borincano. Identifican a la santa ciudad descendiendo del cielo (Apo. 21:2) como la "Obra de Mita" (88) la cual es "una Iglesia recta, limpia, sin mancha y sin arruga," la Nueva Jerusalén "donde Dios ha hecho su morada para vivir con el hombre" y "el cielo nuevo y la tierra nueva evocados" por el profeta (89). Aun el "Cordero" del escudo de Puerto Rico "es el Espíritu Santo de Dios" donde se ha manifestado Dios en este siglo y aun más hace la obra de salvación en Hato Rey que es "justamente el hato del Rey, que es Mita" (93). Pues "desde 1940, Dios ha instalado su trono en su suelo" (95), ya que "Dios decidió escoger a una mujer puertorriqueña para hacer en ella su morada, convirtiéndola en Profeta y madre del pueblo de promesa." Se canta de la "aparición de Dios en forma corporal en esta bella Isla" en el himno "La Isla del Cordero" que la identifica como la "isla preciosa escogida por Dios para levantar en ella el trono del Cordero. Isla única, elegida por Mita, Espíritu de Vida, para hacer en ella el lugar de reunión de este pueblo bienaventurado y singular. Isla donde el Cordero de Dios habla, apacienta su rebaño de almas salvadas" (97). Así combinan el sentir patriótico con su fe religiosa.

Como Dios se manifestó en el ministerio de Jesucristo, también "se ha apropiado de la persona de Mita" de la misma manera, pero ésta es "la más alta manifestación de amor y misericordia" (102). Mita fue "investida de la virtud" del Espíritu Santo "cuando una estrella cayó sobre su frente cubriéndola de luz" (103). Como Jesús vivió con sus amistades de Marta y María, también lo hacía Mita en este siglo. Como persona de oración "diariamente daba una vuelta de rodillas, orando en el templo, y oraba en" cilicio en horas de la tarde. Recibía visitas a todas horas ofreciendo ayuda espiritual y material. Hacía labor cívica y social, visitando "los barrios cercanos a su hogar, ayudando a las personas pobres, repartiéndoles ropas, alimentos o aportándoles dinero para sus necesidades básicas o la reparación de sus casitas" (104). Por eso los líderes políticos del país le dieron reconocimientos especiales. Otro don sobresaliente de ella fue su predicación de mensajes vivos repletos de citas bíblicas. En 1967 profetizaba "la gran ola de maldad que se avecinaba a Puerto Rico" y en 1968 y 1969 "concluía sus mensajes, pidiendo en lenguas a la Congregación que inclinaran sus cabezas." "Casi siempre" profetizaba "en lenguas" y oraba y bendecía a su pueblo cuando oraba (105).

Aunque Mita era una mujer acaudalada que poseía tiendas, casas y propiedades en Arecibo y tenía sirvientes y conductor a su servicio y a menudo iba a los Estados Unidos en viajes de negocio, entregó su alma a la misión espiritual. Sufrió mucho por la patria potestad y la tutela de sus hijos con el exesposo. Sufrió problemas de alta presión. Llevaba medicamentos y una dieta rigurosa. Sin embargo, "continuaba sus oraciones, ayunos y vigilias constantemente.... Realizaba ayunos de dos, tres o siete días corridos sin comer y sin beber. Oraba en el cilicio, daba vueltas de rodillas en el templo" (110). Mediante una revelación entendió que "el ministerio de su enfermedad" era "un proceso de expiación por el pecado" que cumplía la profecía de Isaías 53. Además, sufría persecución, pero estaba dispuesta a caminar a pie "por la carretera de Camuy hacia Arecibo" después de celebrar un servicio, aunque se sentía cansada y sedienta, así sacrificándose por el amor a las almas (113). Para los mitas era la mujer virtuosa quien cumplió la profecía de Proverbios 31 y nadie antes ni después la ha igualado. Ya que sentía la gran responsabilidad de recoger a sus hijos, era de verdad la "madre del pueblo" (114).

Aunque su pueblo la amaba como madre y profeta, llegó al final de la jornada. Después de un trombosis cerebral fue hospitalizada, pero, según Carmín Cruz, antes de entrar en estado de comatoso "el Espíritu Santo de Dios le decía a Aarón por labios de Mita: 'Cuida de mi pueblo que yo te pagaré.'" Falleció el 21 de febrero de 1970 y aunque fue enterrada, después de dos meses sus restos mortales fueron traslados al mausoleo en el patio del templo en Hato Rey.

 

Mita en Aarón, el Nuevo Profeta

 

A pesar del entierro del cuerpo humano de Mita que, según los mitas, servía de habitación del Espíritu Santo por 30 años, la obra de Mita seguía adelante con Aarón, el "primer ungido del Espíritu Santo." Estaba firme en las doctrinas establecidas por Mita quien seguía "llamando, con voz de trompeta" a sus hijos "utilizando otro cuerpo ... otro tabernáculo, que es Aarón, para realizar su plan" (126-127). Se afirma que este varón nunca participaba en los vicios y pecados típicos de los hombres, pues como varón perfecto estaba "siempre ocupado en los menesteres espirituales: orando largas horas con inigualable fervor; haciendo ayunos corridos de dos, tres y siete días sin comer y sin beber; vigilando; dando vueltas de rodillas en el templo. Hacía oración" en cilicio "con manta y ceniza" (128). Poseía un carácter recto e inmaculado. Además, tenía varios dones como predicación, profecía, sanidad, sabiduría, consejo, caridad y fe. Con razón, entonces, el Espíritu de Vida delegó en él la "responsabilidad de continuar la marcha con su pueblo hacia la salvación," traspasando "toda su virtud" a Aarón, "Profeta de Dios en la tierra" en estos días.

Nació como Teófilo Vargas Seín en Arecibo el 23 de octubre de 1921, y junto con sus padres asistía la Iglesia de Dios Pentecostal, pero se unieron a Mita y salieron con ella para formar la nueva obra. Tres meses después de su deceso, en mayo tomó, como si fuera el manto de Elías como lo hizo Eliseo y hacía milagros y maravillas como Mita. El pueblo reconoció "la voz de Mita, Espíritu Santo, hablando a través de Aarón" (137) y lo interpretó como "la manifestación postrera." Como afirma el himno la "Gloria de Dios ha vuelto," "Mita en Aarón es Nuestro pastor" y "Consolador" (139).

¿Quién es Mita en Aarón? Esta "dispensación del Espíritu Santo, con su nombre nuevo, Mita, ha tenido dos personas, dos instrumentos escogidos por Dios, como estaba profetizado" (141). Los dos, Juanita García y Aarón, fueron designados para llevar a cabo el plan divino en la tierra en la tercera dispensación. La primera dispensación en los tiempos de Moisés fue la de Dios Padre en la tierra. El mandato de Mita en Aarón se parece al de Moisés con la promesa de Dios de acompañarle siempre. La "segunda dispensación de Dios en la Tierra" se manifestó en el ministerio del Hijo Jesús, "la segunda persona de la Divina Trinidad. Cristo es el nombre del Espíritu y se manifiesta en la persona de Jesús ..." (142).

"De igual manera en esta tercera dispensación de Dios en la Tierra, Mita ... deja en Aarón la investidura de su Santo Espíritu" y eso lo capacita para su ministerio. Entonces Mita en Aarón "es Mita, el Espíritu de Vida, manifestado en la persona de Aarón .... es la revelación postrera; la más alta revelación de Dios" a los mitas, pues oyen "la voz de Mita en la persona de Aarón" (142). Se cumplió la profecía del Apocalipsis 12, porque la mujer que fue Mita "parió a un hijo varón" de sus entrañas que es Aarón quien "salió espiritualmente, de las entrañas de Mita" (143). Así el nombre compuesto de Mita en Aarón quiere decir que "Mita, el Espíritu de Vida, [está] dentro de, contenido en, o manifestado en Aarón" o "Mita, Espíritu de Vida, [está] manifestado en Aarón con toda la virtud y potestad de Dios" (144). Así que en Aarón Dios tiene su "morada permanente en la Tierra."

Después de compartir con Mita, su "madrecita espiritual," por más de 40 años, Aarón se quedó como héroe, líder, libertador y "embajador del Reino de los Cielos" y del Espíritu Santo (147), pues vive "lleno de virtud, de gracia divina." Como consecuencia la obra de Mita ha crecido en cualidad y cantidad. Se sacrifica en sus labores ministeriales de orientación y participación en los servicios religiosos en y afuera de la isla, llevando a cabo "por lo menos un viaje de evangelización a las congregaciones fuera de Puerto Rico, durante cada año" (152). Ejerce su don de predicador y de cantor, la cual incluye una obra poética de himnos como "Mi encuentro con Mita," "Eres mi Dios" y "Los cielos cuentan tu gloria."

Así que para los mitas, el "Príncipe de los pastores es Mita, Espíritu de Vida, hablando en Aarón" (1 Pe. 4:4) (187). Cuando ellos escuchan la voz del instrumento de Dios en la tierra es "la resurrección del alma.... ese segundo nacimiento incorruptible" (1 Pe. 1:23) del alma. Pero antes se prepara en oración para ese encuentro. "Hay que esforzarse para alcanzar ese nuevo amanecer, esta revelación del Espíritu Santo" (190).

Los milagros, maravillas y prodigios que Mita en Aarón hace son "señales que afirman la fe de los creyentes" en su profeta. Se dan testimonios de sanidades de úlceras, tumores, artritis, muertes accidentales y personas a punto de morir y otras enfermedades. Dicen que todos estos milagros se lograron mediante las oraciones de Aarón, porque Mita puso en Aarón "toda su potestad para realizar milagros y maravillas en nuestros días" (199).

La Iglesia de Mita hacen labor proselitista entre los evangélicos que en ocasiones se convencen en base a visiones y sueños de "una dulce madre." Creen que Mita es "la respuesta a todas nuestras interrogantes; la solución de todos nuestros problemas.... el amor y la justicia, es el camino, la verdad y la vida" (210). Para su pueblo Mita es su Padre, su hermano, su madre, su amigo, su maestro, su confidente, "el compañero, el Consejero, el Libertador, el Salvador Prometido; Mita es el Deseado de todas las gentes; el Amado de nuestras almas" (211).

En cuanto al crecimiento de la obra, desde el comienzo en 1940 se extendió a pueblos y campos adyacentes al pueblo de Arecibo. En la década de los 1950 se extendió a los Estados Unidos y en la siguiente década a la República Dominicana en un viaje de Mita y para 1970 había congregaciones en su isla natal, la República Dominicana, Nueva York y New Jersey. Después de 1970 se extendió a varias ciudades en los estados de New York, New Jersey, Maryland, Connecticut, Pennsylvania, Illinois, y Florida donde las sanidades fueron un factor importante. Mita llegó también a Colombia, México, Venezuela, Costa Rica y Panamá como "la gran voz de trompeta" para juntar a sus escogidos (Mt. 24:31). Se reclama más de 80 congregaciones en toda la República Dominicana con sus templos principales en Santo Domingo y Santiago de los Caballeros. En Colombia tienen templos en distintos pueblos[3] y el mensaje de Mita ha llegado a varios lugares[4]. Las sanidades y visiones o revelaciones de Aarón en sueños ayudaron en el crecimiento. En México se ha extendido a la Ciudad de México, D.F. y otras ciudades[5] donde se dan testimonios de sanidades. Evangelistas mandados por Aarón en 1982 a petición de dos damas venezolanas llevaron la obra de Mita a Caracas[6]. En Costa Rica la obra comenzó cuando Aarón en respuesta a una petición de una señora costarricense, cuya hermana era esposa de un puertorriqueño, envió dos ministros. Se celebró un servicio por primera vez cerca de la Ciudad de Panamá en 1987 donde las sanidades ayudaron el crecimiento. Otros lugares donde se establecieron obras fueron Canadá (1991), Curazao (1992) y El Salvador (1993).

Como presidente de esta institución religiosa sin fines de lucro Teófilo Vargas Seín (Aarón) dirige la estructura organizacional. La misma se califica como "una Obra semejante a la Iglesia fundada por Cristo" (226), con Mita como la principal piedra del ángulo. Tiene el propósito de recoger el pueblo de los redimidos; por eso su misión es una evangelizadora y redentora. La meta "no es otra que dar a conocer el nombre de Mita ... Y dondequiera que haya un alma que confiese que Mita vive, que es el Espíritu de Vida y que habla en Aarón" allí comienza y extiende su obra. "El pueblo de Mita marcha con Aarón a lugar seguro .... a un lugar perfecto ... de vida eterna con Mita, con Mita en Aarón" (266-267).

Las unidades más importantes de la estructura física incluyen "la Casita" y el Templo principal[7] que tiene capacidad para albergar a más de 6,000 personas sentadas y 10,000 en total en su interior. Al lado está la placita, un jardín con el mausoleo de Juanita García en el centro. En la calle Duarte también hay dos oficinas, una que disemina información sobre la obra y administra los trabajos, y la otra, la Oficina de Orientación y Bienestar Social para ayudar a las familias con sus problemas. Además, hay varios establecimientos y negocios cerca de la Iglesia que ayudan a sostener la obra y dan empleo a los feligreses. También hay dos fincas, una de 16 cuerdas en Arecibo mayormente dedicada a la ganadería y a la siembra de frutos menores, y la otra de 243 cuerdas de Bayamón dedicada principalmente a la agricultura en general.

Los componentes más importantes de la obra son los pastores, los músicos, los guardas, "El Consejero" y la juventud. Los pastores son los ministros o predicadores "ungidos por el Espíritu Santo ... para trabajar en la Obra" (231). Aarón, el máximo líder espiritual, orienta, supervisa y evalúa la obra realizada por los obreros. Para cualificar tienen que ser "hermanos fieles, consagrados y abnegados" con buenos testimonios y el conocimiento para interpretar "La Santa Biblia a la luz del Espíritu Santo de Dios" o sea, a la luz de lo revelado por Mita. Sirven sin sueldo o salario a la vez que trabajan en sus respectivas ocupaciones para ganar su sustento. Parte de su responsabilidad es vigilar por el desarrollo y crecimiento espiritual de las almas y la divulgación del mensaje al mundo de que "Mita vive, que Mita es el Espíritu de Vida y que en Aarón se manifiesta en este tiempo" (232). Se "lanzan por pueblos y campos, por montes y collados, por barrios y ciudades llevando" su mensaje. Son ungidos u ordenados en una ceremonia oficial en la cual se les unge con aceite, "símbolo de sabiduría y prudencia" y les entrega "La Biblia y el cayado, sus armas espirituales" (Sal. 23:4). "Ese cayado es el báculo con el que simbólicamente realizarán señales en el nombre de Mita.... Luego, siete pastores de experiencia oran juntos poniendo la mano sobre la cabeza del recién ungido que recibe siete dones y frutos del Espíritu" (233). Después de levantarlo en alto, Aarón da un mensaje y la Banda entona un himno. Así queda investido de potestad el nuevo pastor. Entre sus nueve responsabilidades que se les asigne están las de oficiar o participar en los servicios, visitar a los enfermos y vigilar por los nuevos y los débiles en la fe. A veces hay diáconos y diaconisas que les ayudan en sus funciones.

La banda de cuerdas está integrada por aproximadamente 60 músicos y la banda de viento, la Banda de Mita, de 120 y la academia de música prepara a los nuevos músicos. Hay tríos, agrupaciones y conjuntos instrumentales y vocales. Los grupos musicales participan en los actos de alabanza y adoración de la Iglesia, en desfiles y funerales y en actividades cívicas en y afuera de la isla.

Los guardas, un tercer componente con un grupo de más de 300 varones y varias damas, se comprometen a vigilar La Casita y los otros edificios las 24 horas el día. El Consejero, "el servicio oficial para los niños de toda la Congregación," se celebra los sábados en la mañana para instrucción doctrinal. Estos pre-adolescentes "oran, cantan, estudian La Santa Biblia, dan testimonios, predican y glorifican al Señor" (239). Por último, está el grupo de los jóvenes de diferentes edades y niveles académicos. Algunos son pastores, músicos o guardas. Planifican y elaboran "estudios bíblicos, dramatizaciones, recitaciones corales" y cánticos (241). Se encargan de los servicios de los jóvenes los martes en la noche.

¿Qué es la conducta que se exige de los fieles? El "que se allega al Señor y hace pacto con el Espíritu Santo, recibe en su corazón la Ley del Espíritu, la cual le indica a través del sentir lo que debe hacer" (244). Este Decálogo interior sirve de indicador de conducta y le lleva a todos los de Mita a ser una nueva criatura (2 Co. 5:17). Mediante un proceso la voz del Espíritu Santo produce un nuevo nacimiento (Jn 3:4-5), una experiencia relacionada con la reconciliación. Se efectúa haciendo un "pacto eterno" el cual se logra mediante la fe en Dios sabiendo que El vive y existe. Segundo, el creyente necesita tener un propósito firme de continuar en "el camino de la salvación." Luego, surge la determinación o decisión de perseverar aunque hayan fuertes obstáculos como la persecución religiosa.

Al vencer mediante la fe, el propósito y la determinación, se procede a buscar a Dios en espíritu y en verdad. Todo creyente debe tener ciertas cualidades, tales como fe, temor, obediencia y humildad. La perseverancia en la fe en el Espíritu Santo de Dios le lleva al temor y a su vez el temor le lleva a la obediencia de los mandamientos. La obediencia es "atributo de los que son humildes delante del Señor" (247). En ocasiones el deseo de la congregación de humillarse delante de Dios les lleva a celebrar un servicio de humillación. Durante este acto Aarón camina "descalzo hasta el templo ... con una manta de saco en su cabeza. Y tantas otras veces se humilla en ceniza y besa los pies de los hermanos más humildes". Esta práctica surgió del ejemplo de Mita, "el mayor ejemplo de humildad jamás visto" (248).

Se han establecido diversos sistemas para facilitar la comunicación en la obra. Todas las actividades de comunicación cumplen con la responsabilidad de difundir el mensaje de Mita. La Oficina de la Congregación que conserva "información general de la Obra y de la membresía" centraliza la comunicación interna y sirve de centro de orientación para personas que solicitan su servicio. Los servicios en el templo en la noche los sábados, martes y jueves y en las tardes los domingos sirven de vía para la comunicación interpersonal entre los feligreses. Se reúnen tanta la membresía del área metropolitana como grupos representativos de las congregaciones en los otros pueblos. Además, se utilizan los medios masivos de comunicación como la radio, la televisión y la Internet para divulgar su mensaje. Estos programas semanales sirven para informar a todos acerca del pueblo de Mita y su mensaje de que "Dios está en la Tierra y que realiza el recogimiento de sus hijos en este tiempo" (252). También la educación mediante el Colegio Congregación Mita ha ayudado a modificar la conducta humana y comunicar los principios y valores de la obra. En cumplimiento de una profecía de Mita, se fundó en 1981 para "impartir una educación formal a los niños y jóvenes" desde el nivel preescolar hasta el duodécimo grado.

La celebración de ciertas festividades es otro medio de comunicación interna. Se celebra la Navidad en el sentido particular del "nacimiento del Señor en el alma del creyente" con alegría y goce espiritual en vez de la forma pagana. "La verdadera Navidad ... es la alegría de haber conocido a Dios y poderlo sentir en el alma. Mita, el Espíritu de Vida, es la Navidad." Se presenten composiciones artísticas en forma de dramas, aguinaldos y villancicos. "En el Día de Reyes, presentan un ... programa a Mita, Rey de Reyes" (254). También se despide el año con un servicio especial y al inicio del nuevo año Aarón da un mensaje de bendición y rocía a los que asisten con agua, símbolo de vida y de la "renovación del pacto" con Mita. El Viernes Santo se comunica con la comunidad al explicar "las siete palabras de Cristo". Se recalca la presencia de un Dios Vivo, porque la obra de Mita reconoce "la resurrección de Cristo manifestado en una nueva dispensación: la del Espíritu Santo." También el día 19 de noviembre el aniversario de la fundación de la obra ha sido celebrado.

En cuanto a la bendición de Dios en el aspecto material, la obra de Mita en Aarón tiene la promesa del Espíritu de la prosperidad y abundancia de bienes. Por eso, aunque no piden dinero al público en las calles, por radio o televisión o auspician bingos o verbenas, ha prosperado en lo material y lo espiritual. El Profeta como vidente visualiza el futuro y planifica con antelación de manera que no hay déficit presupuestario. Además, la Corporación Hermanos Mita, Inc. y otros establecimientos contribuyen al sostenimiento de la obra. Algunos creyentes establecieron una Cooperativa de Ahorro y Crédito - Cooperativa Hermanos Unidos - que sirve de empleo y de instrumento de educar en el ahorro. Los mitas enseñan el verdadero valor del trabajo. Además, a mediados de los 1980 la Congregación estableció la Égida El Paraíso, un hogar para ancianos. Estos establecimientos administrados por personas de la Congregación funcionan "con absoluta independencia de la Iglesia" (260).

En la obra de Mita se cumplieron las profecías de Cristo acerca de la venida de "otro Consolador," la profecía fundamental de El y otras predicciones de la Biblia y de Mita. De hecho, "Toda la profecía que trajo Juan en la Revelación, se ha visto cumplida en esta Obra de Mita" (263), pues la palabra profética tiene poder hacedor en sí. Entre las profecías de Mita que se cumplían al pie de la letra están la de "Aarón como capitán, como valiente soldado frente al pueblo" (264) y la de una escuela. Su cumplimiento señala el acercamiento del juicio final.

Al final de su libro Carmín Cruz hace un llamado a unirse a Mita y a su mensaje que divulga "tres verdades irrefutables": 1) que Mita es el nombre del Espíritu de Dios en este tiempo; 2) que el Espíritu Santo con su nombre nuevo está trabajando en la tierra ahora, como trabajaba en la antigüedad y 3) "que Aarón es el Instrumento del Espíritu Santo en nuestros días" (268). Aun más dice que la "voz de Mita en Aarón .... es el único camino que lleva a la salvación" (269) y que el "Espíritu es esencia, es abstracto, pero viene dentro de un cuerpo humano, escondido entre los hombres .... con un nombre nuevo, con un cuerpo nuevo, y vestido con otras ropas, como los de este siglo" (270). Luego, la escritora pregunta si basta sólo con aceptar "a Cristo como tu único Salvador." Contesta que sí, puesto que "Cristo es Mita. Es el mismo Dios, que ha venido ahora con un nombre nuevo y que se ha manifestado en dos nuevas personas. Ese mismo Dios que antes fue Jehová y después fue Cristo, ahora es Mita y se ha manifestado en la persona de Mita, Juanita García Peraza y en Aarón. Tres divinas personas y un solo Dios verdadero..." (270-271). Esta es revelación segura con "pruebas fehacientes" y "evidencias irrefutables." Sólo "en Cristo había salud en aquel tiempo, porque no había sido revelado otro nombre nuevo hasta aquel momento. En este tiempo, Dios ... nos ha dado esta nueva revelación: un nombre nuevo para el mismo Espíritu en el cual hemos recibido salud, que es la salvación del alma" (271). Concluye, pues, con una invitación: "Ven a la Iglesia y únete a ella" donde está la nueva revelación en este siglo XX que es "para toda la humanidad," pues el pueblo de Mita es testigo de "la resurrección de Cristo, como estaba profetizado, en dos personas: la persona de Mita y Aarón. Por eso hoy somos sus mensajeros y anunciamos esta gran verdad al mundo" (ix).

Evaluación Bíblica y Teológica

 

            Sin duda la obra socioeconómica de la Congregación Mita entre los pobres y desamparados es muy encomiable, pero lo hace en base a doctrinas sectarias que no son ni bíblicas ni evangélicas[8]. Es una cosa ayudar a los marginados, enfermos y necesitados en lo moral y social y otra llevarlos a un conocimiento verdadero del Dios del cristianismo primitivo. En este aspecto el problema principal de los mitas comienza con cómo interpretar la Biblia[9].

¿Cómo interpretan la Biblia? Dondequiera insertan a Mita en la Biblia incluso en lugares donde los católicos ven referencias a la Virgen María. Interpretan toda la Biblia a la luz de Mita y sus enseñanzas. Su norma principal parece ser interpretar todo a la luz de la "Voz" de Mita en Juanita García y en Aarón, y para hacer esto tienen que recurrir a la espiritualización o la alegorización. Aarón enseña que hay que dar la Biblia "un sentido espiritual" porque no se puede "interpretarla en forma literal"[10]. Una interpretación alegórica ocurre cuando se da un significado diferente a las palabras que el sentido claro comunicado por el escritor sagrado. Eso puede excluir el sentido literal o agregar a él. La falacia de la alegorización es sacar del texto lo que uno ya cree más bien que descubrir el sentido original mediante el estudio del contexto y trasfondo histórico. La maldición de este procedimiento es que oscurece el sentido verdadero de la Escritura de manera que deja de enfocar a Cristo Jesús como su centro[11]. En especial entre los mitas esto ocurre cuando ven a Juanita García como la mujer vestida del sol que da luz a un varón (Apo. 12), la dama que dio a luz o al hijo "nacido de mujer" bajo la ley (Gá. 4:4) y la mujer virtuosa (Prov. 31). Así la Escritura no es suprema sino que Mita y su "Voz" van por encima de ella.

¿Cómo justifican todo este procedimiento alegórico? En parte lo hacen en base a una comprensión equivocada de la unidad del Padre, Hijo y Espíritu Santo o la Trinidad, pues cada uno de los tres es una manifestación del Espíritu Santo en una revelación en diferentes dispensaciones. Por lo tanto, fue el mismo Espíritu quien se manifestó como el Padre al principio, luego en una dispensación posterior como el Hijo y por último se "encarnó" en Mita (Juanita García). Es una doctrina unitaria y no trinitaria. Este tipo de modalismo fue rechazado durante los primeros siglos después de Cristo y es el mismo tipo de error de los "Jesús sólo"[12] quienes dicen que el Padre, Hijo y Espíritu Santo todos son Jesús. También, los Testigos de Jehová tienen un problema parecido, pero optan por un solo Padre, Jehová. Asimismo, para los mormones (Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Ultimas Días) los tres son tres dioses diferentes[13].

¿Es Dios uno pero tres a la vez[14]? El evento del bautismo de Jesús en el río Jordán hace claro que coexistían el Padre, Hijo y Espíritu Santo simultáneamente (Mt. 3:13-17, Mc. 1:9-11, Lu. 3:21-22). No eran sólo manifestaciones históricas en secuencia cronológica, sino los tres siempre han existido a la vez.

Además de su unitarismo, para los mitas el Espíritu Santo trae nuevas y superiores revelaciones, tales como la importancia de atender a la "Voz" de Mita en Aarón, el nuevo nombre de Mita como el Espíritu de Vida, el Decálogo o la Ley del Espíritu, el pacto con Mita y la sustitución del bautismo en agua y la celebración de la Cena del Señor por la "Voz" de Mita. Pero Jesús especifica la misión del Consolador como otra: hacer "recordar" las enseñanzas del Hijo del hombre (Jn. 14:25-26) y no cambiar o suplantarlas y "dará testimonio" de Jesús y no de sí mismo (15:26) y convencer del pecado y de falta de fe en Cristo Jesús (16:8-10).

Para ellos las revelaciones de Mita son las más completas para esta dispensación, la tercera y última. En esta nueva manifestación divina, la revelación postrera, Dios habla a través del profeta en la tierra. Una vez más está claro que el problema básico es la doctrina unitaria de Dios donde el Espíritu Santo hacía el papel del Padre y del Hijo, y también Mita cumplió lo profetizado de Jesús acerca del Consolador y el regreso del Hijo del hombre, porque vendría como otra persona la cual fue Mita. Pero contrario a esto, cuando Jesús ascendió al cielo, los ángeles dijeron que "el mismo Jesús" regresaría (Hch. 1:11; Jn. 14:3), no otra persona.

Debido en parte a esta confusión de la unidad del Espíritu como Cristo, enseñan que la misión de Jesucristo no fue culminada durante su vida en la tierra y que sus palabras sobre la venida de un Consolador no se cumplieron en el Día de Pentecostés. Además, dicen que Mita culminó la expiación del pecado mediante sus dolores y sufrimientos y citan a Isaías 53 como referente a ella. Asimismo, para ellos la resurrección de Cristo ocurre en Mita y las palabras de Jesús cuando reclamó ser "el camino, la verdad y la vida" aplican a Mita. Que en vez de Cristo ser la Navidad, Mita es la Navidad. Cristo no es el Rey de reyes sino Mita. Existen tres pactos, no dos, pues el ministerio del sentir pertenece a la tercera dispensación, o sea, el tercer pacto, lo cual implica el fracaso de Jesús en establecer un pacto perfecto y eterno. Pero esto no es bíblico, porque Jeremías predijo solamente un segundo pacto (Jer. 31:31-34) y Jesús señaló el cumplimiento de esa profecía en la última cena (Lu. 22:20). También Hebreos 8:8-13 indica que el viejo caducó. O sea, el primer pacto fue completado en el del sumo sacerdote Jesús quien estableció el segundo y último pacto lo cual es el pacto eterno (13:20). Así que nunca ha hecho falta un tercer pacto, porque se perfeccionó el primero en el segundo y fue establecido por toda la eternidad. Además, el Consolador llegó a la tierra cincuenta días después de la resurrección de Cristo en el día de Pentecostés en el Siglo I D.C. (Hch. 2). Una vez más sale a relucir el problema crucial del reclamo de Mita como el nuevo nombre para el Espíritu Santo quien vino con una supuesta revelación superior la cual finaliza la misión incompleta de Jesús.

La fe en Mita depende en gran medida del testimonio y los reclamos de Juanita García en cuanto a la "estrella" que la tocó en la frente (3, 22-23, 103, 171). No hubo testigo ocular del suceso ni siquiera entre sus primeros once seguidores. ¿Cómo sabía ella que esa experiencia fue con el Espíritu Santo? ¿En algún momento se preguntó a la "estrella" o solamente lo supuso? ¿Cómo saben los mitas que era el Espíritu Santo? ¿Porque Mita se los dijo? Otros han tenido experiencias místicas parecidas y dicen que otros seres las produjeron, como en el caso de Sai Baba de la India[15]. Y ¿qué del caso de Carlos Fillmore de la Unity[16] y de Amós Tosado[17]? Otras evidencias que usan en defensa de Mita y su obra son las profecías cumplidas y habladas por ella, las lenguas que hablaba, las sanidades, sus milagros y la prosperidad material del movimiento, pero otros autoproclamados profetas reclaman poderes sobre las enfermedades parecidos a los de Mita y Mita en Aarón. Amós (Nicolás) Tosado, un líder de la Congregación Mita que rechazó a Aarón como el Profeta en la tierra, reclamó el poder de hacer sanidades[18]. La yoga pránica basada en una filosofía milenaria oriental reclama un poder de sanar[19]. Sai Baba de la India, el movimiento de la prosperidad[20], la metafísica, la Unity de Carlos Fillmore, el espiritismo y muchos otros reclaman el mismo poder de sanar, pero no reconocen a Mita como la revelación del Espíritu de Vida o a Aarón como su profeta. Además, muchos pentecostales y carismáticos reclaman sanar y hablar en lenguas, pero rechazan a ambos profetas. En el Sermón del Monte, que es tan importante para los mitas, el Hijo de Dios nos avisó del peligro de creer que los milagros proceden de grandes seres espirituales, porque El mismo Señor dirá a muchos milagreros en el juicio, "Nunca os he conocido. ¡Apartaos de mí ...!" (Mt. 7:21-23) Si la prosperidad material fuera un criterio de la verdad, entonces la Iglesia Católica Romana y la Iglesia Mormona cualificarían mucho mejor que los mitas por su riqueza, negocios y bienes materiales[21].

Otras técnicas de interpretación alegórica de los Mitas son mediante "tangencias y/o paralelismo con algunos sucesos ocurridos" (22) en el Antiguo o Nuevo Testamento con la obra de Mita en este siglo y comparaciones sutiles en la aplicación de textos hoy. Dicen que algo es bíblico, porque sigue el mismo patrón, pues conlleva una nueva repetición de los sucesos aun en el hecho de que Mita como Cristo "vive para siempre" aunque murió (136) y en que las "ovejas conocen la voz de su pastor" en Aarón (137) y la manifestación de "'la bondad de Dios nuestro Salvador'" en Mita hoy (164). Por supuesto este tipo de interpretación separa los versos de su contexto original. Por ejemplo la estrella de Belén es paralelo a la que tocó a Mita en la frente (22) y Aarón como el Eliseo que recibe "una doble porción del Espíritu" al seguir el gran profeta Elías (Juanita García) (133-134). Además, las mismas promesas que dan a Moisés la seguridad de la presencia de Dios en su vida aplican de igual manera a Aarón (141).

Una pregunta esencial para una dispensación del Espíritu Santo es la siguiente: ¿Habita el Espíritu Santo solamente en los Profetas como Mita y Aarón en esta época y no en todos los feligreses? ¿Hay sólo dos moradas del Espíritu Santo en este siglo XX y ninguna otra? De ser así, en vez de ser una dispensación superior a la de Jesús (1 Cor. 6:19-20), es un regreso hacia atrás a la situación del Antiguo Testamento cuando el cuerpo de los creyentes no era el templo del Espíritu Santo. Tampoco cumple las palabras del profeta Joel (2:28-32) o las del apóstol Pedro en su sermón el Día de Pentecostés cuando reclamó cumplimiento de dicha profecía (Hch. 2:14-22). También el Hijo de Dios en la tierra veía su ministerio en un solo cuerpo limitado a un solo lugar en el mundo en un momento dado demasiado limitante (Jn. 16:7), y por eso el envío del Espíritu Santo en forma no corporal.

El problema de equiparar la morada del Espíritu Santo en el cuerpo del hijo de María con los otros profetas tales como Moisés, Isaías, Jeremías y Elías es que elimina, de una parte, lo que es único de Jesucristo. Fue "el unigénito Hijo de Dios" (Jn. 3:16) quien por ser Hijo único del Padre tenía acceso a una revelación superior a la de cualquier profeta que haya vivido en la tierra (Hebreos 1:1-14). Así también lo evidencia su transfiguración (Mt. 17:1-8)[22]. Pero cuando la Palabra o Verbo ("Logos") se hizo carne en Jesús (Jn. 1:14), no es lo mismo con los demás profetas[23], sino que El fue el único engendrado por Dios, una persona singular en todo el universo. De otra parte, los mitas son inconsistentes, porque también afirman que hay "Dios Padre, Dios Hijo (el Verbo), y Dios Espíritu Santo, cuyo nombre es Mita y en Aarón se manifiesta. Los tres son uno mismo" (255). Así que a veces consideran al Hijo del Hombre como igual a los otros profetas y, en otras ocasiones, lo separan como la segunda "manifestación" de la Trinidad. Como tal sólo Mita es equivalente a El por ser, para ellos, la tercera "manifestación" de Dios.

¿Substituye Mita a la Virgen María en las vidas de muchos de sus seguidores? Parece en realidad que Mita toma el lugar de la madre de Jesús para ellos. Evidentemente es así porque ciertas personas y culturas parecen necesitar una madre espiritual y Mita apareció como una figura maternal durante sus treinta años de vida entre muchos de sus seguidores y en su fotos. Además, usan los mismos textos que los católicos citan para referirse a María (Apo. 12), la madre de Jesús. Así que evidentemente ella tomó el lugar de la virgen "madre del pueblo de Dios" en las vidas de algunos que anhelaban tener una madre espiritual.

Por último, parece que se ha desarrollado un mito acerca de Aarón como el sucesor de Mita para llenar la brecha cuando Juanita García nunca resucitó y para justificar la sucesión existente. El día del entierro de Mita en febrero de 1970 yo viajaba en guagua en la Avenida Barbosa cerca del templo de Mita y escuché a unas seguidoras de esa puertorriqueña hablar entre sí de una resurrección de ella en tres días. Tal suceso sería paralelo a la de Cristo. Fue evidente que ellas desconocían un traspaso de autoridad a Aarón que supuestamente sucedió antes de su deceso. En marzo del mismo año aparecieron reportajes oficiales de la Congregación en la prensa señalando la selección de dos nuevos líderes sin hacer referencia a las alegadas palabras de Mita[24]. Además, Amós Tosado insistía en que fue él a quien Mita designó como su sucesor[25]. Parece, por lo tanto, que el traspaso a Aarón en boca de Mita puede bien ser un mito inventado después para favorecer a Aarón como el nuevo profeta.

Concluimos, pues, que la Congregación Mita dista mucho de ser "la continuación de la Iglesia Primitiva." Más bien es una nueva secta que ni siquiera es evangélica cristiana.

Decálogo del Espíritu

 

El ministerio del sentir es el que ahora quedará en pie. Oyendo el Espíritu. Conociendo y sintiendo su voz. Usando los miembros de sus hijos en este ministerio. Por su Santo Espíritu caminaremos detrás de su ley, que es el pacto hecho con su Pueblo en estos días. (Hebreos 8:10).

 

POR ESO.

 

Hay que someterse a la ordenanza del Espíritu exclusivamente, para que el siervo de Dios sea obligado o ceñido por el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.

 

Dale tu mente y él te revelará lo que tienes que hacer.

Dale tu boca y él hará y hablará lo que quiera expresar.

Dale tu corazón y sentirás y dirás su Ley.

Dale tus manos y las pondrá donde fuera necesario.

Dale tus pies y te llevará donde él te necesite.

Dale tus oídos y oirás su voz.

Dale tus ojos y verás las maravillas de su Ley.

Dale tu alma y no irás al infierno.

Dale tu cuerpo entero y serás transformado por su imagen.

 

     [1]Carmín Cruz. La Obra de Mita. Puerto Rico: Carmín Cruz, 1990. Pág. 226-227. Este libro ha sido indispensable para la preparación de esta edición de la Sana Doctrina y sigo su costumbre de referirse a Mita como Profeta en vez de "profetisa." . Los números en paréntesis después de las citas se refieren a las páginas donde aparece la cita. Vea también "La Iglesia de Mita y sus doctrinas" en Las Doctrinas Sanas y las Sectas Malsanas (DSySM), Tomo I, pág. 96-104.

     [2]Pero sí tienen negocios multimillonarios. Vea "La Iglesia de Mita y sus doctrinas" en DSySM, Tomo I:96-104.

     [3]Bogotá, Medellín, Cali y Buga.

     [4]Quimballa, Altamira, Cartagena, Barranquilla, Palmira y Chocó.

     [5]Tales como La Pradera, Ajusco, Acapulco, Matamoros, Puebla y Atensingo.

     [6]Hoy hay templo en Caracas y para 1990 había obras en Valencia y Miranda.

     [7]Hay otros templos en los pueblos de la isla, tales como Río Grande, Luquillo, Guayama, Caguas y Cabo Rojo y en varios países extranjeros.

     [8]Para evaluaciones adicionales vea "La Iglesia de Mita y sus doctrinas" DSySM, I: 96-104.

     [9]Ver "¿Usas estas normas para interpretar la Biblia?" DSySM,  I:35-39 y su revisión en Introducción a la fe cristiana, pág. 36-43.

     [10]Programa televisado de la Congregación Mita. Canal 7 en Puerto Rico. 12:00 p.m. 17 de mayo de 1998.

     [11]En la arquitectura del nuevo templo (1990) en Hato Rey faltan símbolos alusivos a Jesucristo. No hay una cruz que lo adorna, sino afuera en el techo hay una especie de semicírculo y prominente en las ventanas arriba de la entrada principal hay una paloma que representa a Mita, Espíritu de vida, y una estrella que simboliza el llamado de Juanita García. Adentro en frente y detrás del púlpito hay dos cuadros enormes de los dos profetas y los colores y letras alusivos a ellos.

     [12]Ver "Dos profetas de los 'Jesús Sólo'" en DSySM, II:60-70.

     [13]Ver "Los mormones: sus dioses, su salvación y su profeta" en DSySM,  II: 176-185.

     [14]Ver "¿1 + 1 + 1 = 1 ó ¿1 + 1 + 1 = 3?" en DSySM,  I:1-3.

     [15]Brooke, Tal. Lord of the Air. Eugene, Oregon: Harvest House Publishers, 1990. pág. 5. ¿Fue la estrella un fenómeno del mundo oculto? Las descripciones de cómo se apoderó de su cuerpo y lo controla lo implica. Aun la expresión de "Mita en Aarón" pudiera ser alusiva al fenómeno espiritista de hacer contacto con una difunta o ser posesionado por ella. De hecho Mita tuvo contacto con el espiritismo (junto con Doña Fela).

     [16]"'La Palabra Diaria' y Unity" en DSySM, II: 13-21.

     [17]Historia del Pueblo de Amós. P.R.:s.p. 1990. pág. 88-96.

     [18] Historia del Pueblo de Amós, pág. 143-212.

     [19]Ríos Camacho, Eliezer. "Yoga pránica" El Vocero (5 Oct. 1998), pág. E12-E13.

     [20]Ver "Cuidado con la prosperidad y la 'Superfe'", La Sana Doctrina, (julio-agosto, 1997), XII:4.

     [21]Cabe preguntar acerca de una diferencia importante entre Mita y Jesús. ¿Podrá el pobre Cristo sin propiedades en el primer siglo (1 Cor. 8:10) ser una mujer acaudalada y dueña de muchos bienes en el siglo XX? Además, ¿dio todos sus bienes materiales a la gente pobre o sólo migajas como anzuelos para convertirlos en sus seguidores?

     [22]Ver "¿Eres un cristiano del Antiguo o Nuevo Testamento?" en DSySM, I:26-29.

     [23]Ver "El Cristo de la fe cristiana" en DSySM, Tomo I:293-300.

     [24]Betancourt, Roberto. "Congregación Mita elige Nuevos Líderes" (El Mundo, 23 Marzo 1970, A-16); Fret, Angel R. "Nombran Dirigente Templo 'Mita'" (El Mundo, 24 junio 1970, 5-A) y Cabrera, Alba Raquel, "Denuncian Alteración de Filosofía Estableció Mita" (El Mundo, 10 sept. 1973, 5-A).

     [25]Historia del Pueblo de Amós, pág. 96, 100, 121.

Sobre Nosotros

Bienvenido a nuestra página oficial. La Sana Doctrina es una revista informativa sobre las sectas y las doctrinas sanas de los Bautistas del Sur.

En Contacto

La Cumbre Calle Jefferson
#616 San Juan, PR 00926

t. 787-789-1040

e. dtmoore98@gmail.com

 

Multimedios

e. pastor.acuadrado@gmail.com

Suscribirse

© 1985 - 2020 La Sana Doctrina. Diseño web por el  Pastor Albert Cuadrado.