Testigos de Jehová están a la puerta, ¿qué hacemos?
Por:  Dr. Donald T. Moore

¿Quiénes son los Testigos de Jehová? Son los que van de casa en casa vendiendo las revistas La Atalaya y ­Despertad! y los libros publicados por la "Watchtower Bible and Tract Association" de Nueva York y de Pennsylvania. 

            Sus Doctrinas ¿Qué creen ellos? Muchas de sus doctrinas fundamentales son contrarias a las nuestras. E.C. Gruss, un Bautista y ex-Testigo de Jehová, los llama los apóstoles de negación, porque niegan tantas enseñanzas importantes. Qué niegan entonces?   

            Niegan la Santísima Trinidad; para ellos Dios no es trino. El Espíritu Santo no es Dios; es solamente la fuerza activa de Dios; no Dios mismo. Jesús no es Dios; sólo fue un hombre, un hijo de Dios creado por Dios antes que la otra creación y ocupa una posición subordinada a El.[1] El único Dios verdadero se llama Jehová . Para probar y enfatizar esta idea prepararon su propia Biblia usando el nombre de Jehová  en el Nuevo Testamento ‑‑ la única versión de las Sagradas Escrituras que lo hace. 

            Afirman que sólo los Testigos se componen la religión verdadera; su organización, la teocrática, es la única llevando a cabo la labor bíblica en el da de hoy. Todas las demás denominaciones e iglesias son falsas y satánicas, incluyendo a los bautistas; para salvarse uno tiene que convertirse en un vendedor de sus publicaciones y miembro de su organización, una totalmente dictatorial y autocrática. Tienen en sus oficinas centrales de Nueva York un sistema computarizado que usan para manipular a sus miembros basándose en los expedientes de ellos. No es de ninguna manera una organización democrática, pero afirma ser el siervo fiel y sabio de Dios, el canal de comunicación entre Jehová  y su clase de siervos para los últimos días (Mt. 24:45). Además siempre ha sido controlado por la directiva Norte Americana.   

            Su iglesia también tiene dos rangos o clases o castas, de las cuales los 144,000 son superiores y las otras ovejas o la "gran multitud", los miembros común y corrientes. Los 144,000 tienen unos privilegios especiales que los demás no tienen. Gobernar n en conjunto con Cristo desde la Nueva Jerusalén en el cielo y los demás, los súbditos de ellos, vivir n obedientemente para siempre en la tierra. Mientras los 144,000 podrán experimentar el nuevo nacimiento y tener una vida celestial, la muchedumbre no puede nacer de nuevo y sólo podrá tener una "vida eterna sobre la tierra bajo el reino" de ellos. 

            En cuanto al hombre y su esperanza en los tiempos del fin, no tiene un alma eterna. Por lo tanto, cuando muera, no ir  ni a la presencia de Cristo en el cielo ni al infierno, pues en la muerte uno realmente deja de existir. Lo afirman apoyándose solamente en textos del Antiguo Testamento[2] en vez del Nuevo donde Pablo escribió de su viva esperanza en Cristo.[3] De hecho no existe tal lugar como el infierno, porque el incrédulo dejar  de existir; tornar  a polvo, su lugar de origen.   

            No hay un llamamiento especial al ministerio como al pastorado. Niegan que hemos de esperar la segunda venida de Cristo en el futuro, porque Cristo ya vino. Según ellos, vino en 1914 para ser entronizado y as llegó el fin de los "Tiempos de los Gentiles". Ahora la humanidad espera a que la batalla de Armagedón ocurra durante la generación de 1914.[4] 

Además creen que la salvación o la supervivencia en la tierra de la gran multitud depende de las obras que hacen para merecerla. Niegan el significado vicario y sustitucionario de la muerte de Cristo en la cruz, porque  primero, para ellos murió en un madero, y segundo, la vida que Jesucristo entregó en sacrificio fue solamente una vida humana igual a la que Adán perdió el derecho a tener. Cuando Adán se hizo imperfecto, siendo violador voluntarioso de la ley de Dios, perdió el derecho a la vida y las esperanzas terrenales; as llegó a estar bajo la pena de muerte. Según las leyes de herencia Adán pasó a sus descendientes un legado de pecado y muerte. Como resultado todo ser humano muere en pago de la pena de pecado, sufriendo los efectos del mal que Adán cometió. En cambio por la vida perfecta de Adán, era necesario otra vida perfecta humana como sacrificio. El único perfecto era el propio Hijo de Dios que nació sin la ayuda de un padre humano. As que Jesús entregó una vida perfecta voluntariamente en un madero de tormento. De manera que por el pecado de Adán, Jesús sacrificó su vida humana para servir de rescate de las consecuencias heredadas por el pecado y de la muerte eterna. Cristo perdió el derecho a una vida humana perfecta con todas sus prerrogativas con la posibilidad de una vida terrenal. Ya que Cristo no usó sus derechos, están disponibles para otro. 

            El propósito de la muerte de Cristo fue rescatar a los hombres de la aniquilación o la destrucción completa. No murió por todo el mundo, porque los que son aniquilados permanentemente no se incluyen entre los rescatables. Después de su muerte su cuerpo nunca fue resucitado, pero fue el primero en ser levantado como una persona‑espíritu, inmaterial e invisible. No tuvo un cuerpo glorificado en su resurrección. 

Prohíben transfusiones de sangre, aunque uno está a punto de morir y haga falta una para salvarle la vida. Además, debido a que el sistema de cosas en el mundo es totalmente malo y esto incluye el gobierno, uno debe total lealtad a la sociedad teocrática de los Testigos de Jehová. Eso quiere decir que no debe votar en las elecciones, saludar la bandera o servir como soldado en el ejército. Tampoco puede celebrar la Navidad como la fecha para reconocer la encarnación de Cristo, ya que tiene su origen en una fiesta pagana y afirman que Cristo no era Dios en la carne y que antes de nacer fue el Ángel Miguel. 

Datos históricos ¿Qué se sabe del origen e historia de los Testigos de Jehová ? A veces ellos dicen que son tan antiguos como Abel.[5] Pero a pesar de su deseo de tener un origen antiguo, no lo tienen, porque se originaron en los Estados Unidos el siglo pasado. 

            Su libro sobre su propia historia, Los Testigos de Jehová  en los Propósitos Divinos, encabeza su lista de fechas m s importantes de su historia con la de 1870, identificada como la fecha cuando "Carlos Taze Russell comienza su estudio de la Biblia con un grupito de [6]asociados". Russell (1870‑1916), entonces, es su fundador y primer presidente. No tarda mucho en comenzar a escribir libros y revistas y a circularlos. Estos dan a conocer sus predicciones proféticas equivocadas sobre el fin. Russell, como hijo de un negociante norteamericano, se convierte en un comerciante inescrupuloso viviendo una vida de engaño:  vende con buenas ganancias medicinas y semillas supuestamente milagrosas, pero cuando investigadas científicamente, prueban ser solamente engaño; hace de la religión un negocio m s para ganancias; viaja al exterior supuestamente en viajes de evangelización, pero resultan ser turísticos; establece una casa publicadora (Zion's Watch Tower Tract Society) para publicar verdades bíblicas, pero cambia el mensaje divinamente inspirado. Predice la segunda venida de Cristo para establecer la paz en la tierra en 1914, pero estalló la Primera Guerra Mundial en esa misma fecha; murió en el norte de Texas en un viaje en tren en 1916 sin ser raptado por Cristo en 1914. 

            Su sucesor y el segundo presidente de la Sociedad Atalaya asume su posición en 1917. José F. (Juez) Rutherford (1917‑42) también escribe y publica profecías que no se cumplen. Reorganiza, reorienta y le da un nuevo nombre a la organización. En 1927 comienza la venta de libros de casa en casa los domingos. En 1931 una asamblea en Columbus, Ohio, adopta el nombre por primera vez de los Testigos de Jehová . De allí se convierten claramente en personas que afirman testificar a favor de Jehová  en vez de ser testigos de Cristo. Para 1935 cuando descubren que su membresía se acerca el número de 144,000, tienen que buscar cabida para otros y "se identifica a la 'gran multitud' como una clase terrestre" y as, "se empieza a dar énfasis a la esperanza terrestre". 

            En 1942 Nathan H. Knorr (1942‑77) inicia su etapa de control y de reorientación como el tercer presidente. Se establece la Escuela Bíblica de Galaad para entrenar su ministerio teocrático; se publica la Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras con el fin de facilitar la diseminación y aceptación de sus doctrinas e interpretaciones. 

            En 1977 el vice presidente Frederick W. Franz (1977 al presente) asume el mando titular de la organización teocrática de la Atalaya, ya que el primero de enero de 1976 un gran cambio ocurrió en la estructura tradicional con la autoridad centralizada en manos del presidente. Ahora el Cuerpo Gobernante apoderá del poder para la operación de los Testigos de Jehová  en el mundo. Antes de 1977 Franz haba destacado como el encargado de la política bíblica de la sociedad y del comité para la traducción de la Biblia de griego, hebreo y arameo al inglés. Los miembros del comité incluyendo a Franz, como se demostró en un tribunal en Escocia, no tuvieron los conocimientos lingüísticos para hacer una traducción de los idiomas originales. La versión en español es una traducción del inglés en vez de los idiomas originales.

Su plan de evangelización ¿Qué es su plan de evangelización? Siguen un plan general de unos seis puntos:  (1) colocan su literatura, revistas o libros, en las manos de la gente de buena voluntad. Por eso pasan de casa en casa vendiéndolos. Las personas que los compran para quitárseles de encima en realidad están invitándolos a volver a visitarlos. (2) Revisitan a los compradores para estimularles a interesarse en la lectura del libro. Para esto pueden comenzar un estudio del libro en la casa del comprador. (3) Después de comenzar el estudio, animan al aprendiz a suscribir a sus periódicos La Atalaya y ­Despertad! (4) Le estimulan a asistir a otro estudio de un libro enseñado por uno m s sabio y mejor preparado en el vecindario o área. (5) Le invitan al Salón del Reino y tiene que empezar a acompañar a los vendedores de casa en casa aprendiendo la técnica de la venta; para ellos esto es la predicación. Basándonos en estos seis pasos, podemos concluir que cuando los Testigos tocan a nuestras puertas, vienen con la intención de convertirnos en vendedores de sus publicaciones, que para ellos son las palabras de Dios. 

¿Cómo responderles a nuestras puertas? 

Debido a su plan de evangelización, uno de los lugares principales de contacto con nosotros es la puerta de nuestra casa. Cómo debemos responderles? Si respondemos en forma descortés, eso los convence más de que están sufriendo por la verdad. Si nos hagan perder la calma, se alegran y eso los estimula a seguir adelante y jactarse con sus compañeros Testigos de ese logro. Pero si respondemos con cortesía y tranquilidad, cómo podemos testificarles?

            Hay diferentes niveles de conversación que uno puede entablar con ellos. Existe el nivel del testimonio personal, el de la persona íntegra y el de la formulación intelectual de la doctrina. Los Testigos están programados a conversar en el tercer nivel, y están bien entrenados y preparados aquí, porque en sus muchas visitas, semana tras semana, mes tras mes, año tras año, confrontan a menudo las objeciones típicas a sus doctrinas. No hay muchos cristianos que pueden debatir con ellos efectivamente en este nivel. Además, según los testimonios de varios evangélicos exTestigos, la forma que m s les reta en su fe como Testigo es el nivel del testimonio personal ‑‑ no el nivel doctrinal. 

            Así que tenemos que prepararnos primero en este nivel elemental para ser efectivos. ¿Qué envuelve este nivel de testimonio personal? Primero, reta a la persona hacer lo que es muy difícil. Tiene que escuchar sin prestar atención (1 Tim. 1:4) y sin responder a lo que dicen los Testigos; eso quiere decir dejar sus palabras provocativas y sus negaciones entrar por un oído y pasar por el otro sin hacerles caso. Hay que pasar por alto lo que dicen. Luego cuando le toca a uno a hablar, en vez de responder a su presentación, uno le da un testimonio reciente personal de su vida con Cristo o el testimonio de la salvación personal con el Salvador. Difícilmente, ellos podrán negar nuestra experiencia; y aun si lo hacen, sabemos bien que es cierto.   

¿Qué incluye un testimonio personal?

 

 Incluye, (1) una breve mención de tu vida antes de aceptar a Cristo, (2) cómo te diste cuenta de tu necesidad de Cristo, (3) cómo llegaste a ser seguidor de Cristo y (4) cómo Cristo te ayuda en la vida diaria. Todo el mundo que conoce a Cristo como Salvador personal puede responder en este nivel. 

            El segundo nivel en que podemos testificar a los Testigos a la puerta es el de la persona íntegra (la persona como una unidad total). Esto incluye el nivel de su vida emocional; es decir, el nivel de las necesidades que uno siente. En este nivel tratamos a los Testigos como personas íntegras; mostramos amor por ellos; demostramos interés en ellos y en su vida personal. Esto nos obliga a descubrir m s acerca de ellos, y la mejor forma es haciéndoles preguntas personales. Una vez más pasamos por alto sus ataques y argumentos doctrinales (1 Tim. 1:4). No respondemos a su presentación programada, sino le hacemos preguntas sobre su vida personal y religiosa como las siguientes:  por qué te hiciste Testigo de Jehová? Anteriormente, a qué denominación religiosa perteneciste? ¿Por qué cambiaste de religión? ¿Cuáles defectos tenían? ¿Por qué esa iglesia no satisfacía las necesidades que sentías? ¿Cuáles son esas necesidades? ¿Cuáles beneficios recibes ahora como Testigo de Jehová? ¿Qué ayuda encuentras como Testigo que no recibías antes y que no ofrecía tu iglesia anterior? ¿En cuáles actividades participas ahora que antes no? ¿Cuáles son los nuevos sacrificios que haces ahora? ¿Qué sacas tú de ser Testigo? Todas estas preguntas y otras similares son para que uno pueda compenetrar el ser emocional más íntima del Testigo. Después de descubrir sus necesidades en particular, podemos ayudarle en este nivel. 

¿Cómo responden algunos Testigos a estas preguntas?

 

Con frecuencia dicen que al unirse con la Atalaya encontraron (1) un nuevo sentido de hermandad y compañerismo por primera vez; que de una religión fría han encontrado una con calor humano. (2) También descubrieron un nuevo rol y una función necesaria; es decir, un lugar donde se le conoce y donde le necesitan. (3) Además, han encontrado un sentido de seguridad, sienten que pertenecen a una organización que les lleva a Dios, que no les abandonar  y que les ayudar  con sus problemas. (4) A la vez le sirve como canal a través del cual su vida religiosa se canaliza con mayor intensidad y radicalidad. (5) También reciben instrucción bíblica en técnicas para practicar su religión y le da consejo sobre la familia y problemas morales. 

            Una vez que descubrimos las necesidades que siente el Testigo, podemos tratar con l con mayor efectividad, porque ahora podemos proceder a convencerle en el nivel emocional que Cristo es la única respuesta verdadera y permanente. A través de compañerismo con el Hijo de Dios Cristo le puede llenar o satisfacer sus necesidades particulares mucho mayor. Aquí uno no compara iglesias; no estamos hablando de nuestra iglesia o denominación; estamos hablando de Jesucristo, no de una institución religiosa denominacional. No es la iglesia que le puede satisfacer y ayudar mejor, sino Cristo, el Salvador personal y el Señor. Hay que confrontarle con la persona del Nazareno de las Escrituras. 

            Hay una pregunta básica que puede ser clave para esta necesidad más importante: ¿Has experimentado la salvación eterna y permanente en Cristo? ¿Has recibido ya la salvación? ¿Tienes la seguridad de la salvación? Aquí también un testimonio es apropiado para hacer claro que solamente Cristo puede satisfacer sus otras necesidades básicas también. 

            El tercer nivel de conversación con un Testigo, el m s difícil para un cristiano, es el de la formulación intelectual de la doctrina y de la interpretación bíblica. El Testigo está programado a brincar de tema en tema, desde el principio hasta el final de la Biblia. Si le dejamos a él manejar el tema de la conversación, no podemos esperar ayudarlo. Nuestro manejo de la conversación requiere de una determinación, una preparación de antemano en la Biblia y un dominio propio. Se recomienda que uno escoja un tema doctrinal de suma importancia y central para la fe. 

Una organización con autoridad divina? Uno de los temas m s importantes para el Testigo es su organización profética[7] que a través de los años ha emitido muchas profecías y reclama ser el "siervo sabio y fiel" de Dios designado por Jehová para dispensar el alimento espiritual a la clase de siervos en el da de hoy. Ella, por lo tanto, es la autoridad religiosa en nuestros das, pues es el Profeta de Dios en la tierra en el día de hoy. Los Testigos piensan que la Sociedad Atalaya tiene los grandes teólogos y expertos de la Biblia, porque se les dice que tiene grandes hombres con doctorados en el idioma hebreo y griego, cuando en realidad no tienen ninguno. Cuestionar la enseñanza o la autoridad de Sociedad Atalaya les pone en peligro de ser expulsados. Por eso todo tema religioso se tiene que resolver en Brooklyn, NuevaYork, su sede principal donde está el Cuerpo Gobernante. Los Testigos la aceptan como el último canal para encontrar la verdad, ya que consideran incuestionables las decisiones dogmáticas hechas por la Atalaya. Eso quiere decir que nadie m s tiene autoridad religiosa delante de ellos, máxime cuando nuestra religión y pastores son de Satanás[8] y oramos al diablo. Tampoco la Biblia sola ‑‑ sin la interpretación correcta del "siervo fiel" ‑‑ tiene completa autoridad. Se les entrena a los Testigos a no confiar en s mismo y en otros para interpretar la Biblia, y eso hace infructuoso argumentar versículo contra versículo con ellos. Además si logramos callarlos y presentarles argumentos que no pueden contestar, preguntar n a la Atalaya, la cual a su vez les dar  la respuesta que para ellos es la verdadera. 

¿Cómo podemos entonces destruir la ciega sumisión y obediencia de ellos la Sociedad Atalaya?

 

La mejor forma es demostrarles que no es digna de confianza, probándoles que es una autoridad religiosa falsa en la tierra. Para lograrlo tenemos que hacerles ver que han sido engañados. Es importante destruir su confianza en la Atalaya para que puedan poner su fe en la Palabra de Dios como su verdadera autoridad. La manera más efectiva y más simple de hacer esto es enseñarles de las propias publicaciones de la Atalaya y las Escrituras que ella es un falso profeta que ni es digna de confianza ni merecedora de obediencia y sumisión. 

Esto requiere de un diálogo donde evitamos cualquier inferencia de que "t eres" un falso profeta. Hay que hacer claro de que el mismo Testigo ha sido engañado por la Atalaya falsa y que ese falso profeta quiere engañarnos a nosotros también. 

    Robert Morey[9] sugiere los siguientes cinco pasos:
 

  • Paso 1: Establezca de las Escrituras de que si alguien reclama ser un profeta de Dios, el éxito o fracaso de su profecía determinar  si de veras es un profeta verdadero o falso. Uno falso emitir  falsas profecías que nunca se cumplen, pero un verdadero profeta de Dios siempre predecir correctamente (Deut. 18:20‑22; Mt. 7:15‑20). Recuérdele que la Atalaya reclama ser el profeta inspirado por Jehová que emite las profecías bajo dirección angelical.

  • Paso 2.Hágale ver que Deut. 18:20‑22 y Mt. 7:15‑20 nos dicen cómo discernir si la Atalaya es un profeta verdadero o falso y si en verdad habla en el nombre de Jehová  Dios.

  • Paso 3. Hágale ver que en 100 años de emitir profecías la Sociedad Atalaya ha fracasado 100% de las veces. Al paso del tiempo todas las profecías de la Atalaya ha demostrado ser falsas. Por lo tanto, el tiempo es el peor enemigo de este profeta engañoso.

 

A continuación señalamos algunos de sus  más importantes profecías erróneas:

q       Que Cristo en su segunda venida regresó en octubre de 1874 y fue inaugurado oficialmente como rey en abril de 1878.[10] 

q       Que finalizaría la batalla de Armagedón en octubre de 1914, precedido por la destrucción de las sectas de la cristiandad.[11]Después La Atalaya desmintió esa fecha afirmando que la Primera Guerra Mundial era el comienzo de Armagedón.[12]

q       Que terminara el fin de "los tiempos de los Gentiles" en octubre de 1914.[13]

q       Que los hombres imperfectos dejaran de gobernar y los coherederos de Cristo comenzaran a reinar con El en 1914.[14] 

q       Que la "batalla del gran día del Dios todopoderoso" (Apo. 16:14) finalizaría en 1915 con la derrota completa de los gobernantes actuales. [15] Al no ocurrir se dijo que en 1915 la Batalla de Armagedón comenzará.[16]

q       Que en 1918 Dios quitar  del mundo las doctrinas erróneas y los actos malos con una plaga o un ataque; esto significaría la destrucción de las iglesias y sus millones de miembros.[17] 

q       En 1927 cambiaron los significados de las fechas de 1914 y 1918; ahora 1914 significaría el comienzo de la presencia del Señor y de su reino con poder y 1918 la fecha cuando entró en su templo.[18] Dejaron en el olvido los significados asignados a 1874 y 1878; ahora los mismos Testigos de Jehová no creen lo profetizado para estas fechas. 

q       Que en 1925 Abraham, Isaac y Jacob y otros fieles de la antigüedad serían resucitados y restaurados a la humanidad perfecta como representantes visibles y legales del Reino del Mesas en la tierra; serían príncipes y gobernantes.[19] Ya que no sucedió as, en 1942 volvieron a profetizar el regreso de los príncipes hebreos de la muerte "un día de estos".[20] 

q       Hacen referencia a la desilusión adentro su organización cuando pasaron incumplidas las fechas de 1914, 1918 y 1925,[21]afirmando haber aprendido no fijar m s fechas.

q       Que la Segunda Guerra Mundial no terminara en una victoria decisiva ni para los Nazis ni para los aliados; que los EE.UU. e Inglaterra se convertirían en países con gobiernos totalitarios y que el fin de los Nazis señalaría el fin del gobierno demoníaco con la gobernación de Dios.[22] 

q       Que en septiembre de 1941 sólo quedaban meses antes de Armagedón.[23]

q       En 1975 comenzara el reino milenial de Cristo y el fin del sistema actual de cosas con la batalla de Armagedón. Para calcular esta fecha se tuvo que cambiar su cronología bíblica anterior de manera que los 6,000 años de creación no terminaran en 1874.[24]

·         Paso 4. De acuerdo con Dude. 18 y Mt. 7, la Atalaya es un falso profeta; no habla en el nombre de Jehová. Por lo tanto, las Escrituras nos ordenan a no creer o confiar en la Atalaya o temer su autoridad. Como en el caso de los falsos profetas en los tiempos de Jeremías, "no hagan caso" a ellos, porque "lo que dicen no son m s que mentiras, cosas que ellos mismos inventan" que no les ha comunicado Jehová  (Jer. 23:16).

·         Paso 5. Tal como la Atalaya ha sido falsa en sus profecías, también lo es en sus doctrinas, pues de la misma manera que trata de encubrir sus falsas profecías deliberadamente con engaños, mentiras y nuevas predicciones, cambia y trastorna otras enseñanzas bíblicas. 

¿Es Cristo Dios?

            Otro tema muy importante es la deidad de Cristo. Pero nuestra Biblia y la de ellos varían grandemente en algunos pasajes claves. Por eso tenemos que usar pasajes claros en torno a la deidad de Cristo que concuerdan en las dos versiones de la Biblia. Indudablemente los mejores son Romanos 9:5,[25] 1 Juan 5:20b[26] y Juan 10:28.[27] En ambas traducciones las tres referencias claramente afirman que Cristo es Dios,[28] y en la segunda cita se le identifica como "el Dios verdadero" y en la tercera como el Señor que significa Jehová o Yahvé.  

            Cabe señalar que los mismos apóstoles reconocían a Jesús como Jehová . Por eso los tres evangelistas ‑‑ Mateo, Marcos y Juan ‑‑ citaron Isaías 40:3 como una referencia a Jesucristo, el Señor (Marcos 1:1‑3; Juan 1:23; Mateo 3:1‑3), mientras el profeta en su texto en hebreo usó el nombre Jehová . El apóstol Pablo también hizo lo mismo en Romanos 10:13 al citar el profeta Joel en 2:32, donde se usa Jehová  en hebreo; el pasaje en Romanos se refiere al Señor Jesucristo. Juan lo hace aún más claro en Apocalipsis 1:17 y 22:13 donde una frase en Isaías 44:6 y 48:12 se usa exclusivamente de Jehová  Dios; a pesar de esto Juan, bajo la inspiración divina, usa esa misma frase para referirse al Señor Jesucristo, "el primero y el último."  Así que la iglesia primitiva consideraba a Jesucristo Jehová  Dios que haba venido en la carne, y por esta razón el primer artículo de fe del cristianismo primitivo fue "Kurios Iesous", que se puede traducir correctamente como "Jesús (Cristo) es el Señor" o como "Jesús (Cristo) es Jehová " (1 Cor. 12:3b; Fil. 2:11). [29] 

            Tenemos que trabajar por la salvación? Otro tema de gran importancia tiene que ver con la salvación personal y el plan de Dios para la vida eterna. Cuando los Testigos hablan con uno, se puede pedir su Biblia, la Traducción del Nuevo Mundo publicada por la Atalaya, y con ella proceder a mostrarles el plan de salvación. [30] A veces ellos se acuerdan de una cita previa que tienen y se van. ­Aun una Biblia maltraducida como la de ellos, puede indicarles el camino verdadero de la salvación! 

            En contactos posteriores diferentes temas básicos doctrinales pueden ser tratados.[31] No obstante, si uno lee con el Testigo un pasaje seleccionado por él, hay que leerlo dentro de todo el párrafo junto con todo el contexto literario inmediato. Leyendo corrido varios versículos y párrafos le ayuda a aprender a leer los textos bíblicos en su contexto también. 

Dos reglas esenciales en todos los contactos con los Testigos dos reglas son muy importantes. La primera es:  "Nunca acepta de ellos ninguna publicación impresa de la Atalaya." ¿Por qué no? Porque para ellos sus publicaciones son la palabra de Dios, y se les dice frecuentemente que si colocan solamente un ejemplar de literatura en un hogar, no importa qué tan pequeño, tarde o temprano su visita habrá sido un éxito. Al rehusar firmemente aceptarla, ayudar s al Testigo en dos formas. Primero, le intensificas a l sus frustraciones como miembro de esta secta. Segundo, le dar s una sorpresa por tu firmeza de no recibir nada de sus publicaciones. Esto le conmueve a ser m s abierto al testimonio de otro cristiano. 

            La segunda regla es "Nunca discutir o argumentar con ellos" (ver 2 Tim. 2:23‑26). Normalmente las discusiones sólo sirven para arrinconar a la persona, y a su vez l se siente obligado a defender la posición de la organización teocrática aunque no está del todo convencido. De manera que con más firmeza la defiende, y a la vez le lleva a un paso m s hacia la completa aceptación de los errores. Esta es la reacción contraria a la que deseamos.



[1] Citan Col. 1:15 y 1 Cor. 11:3. 

[2] Sal. 146:3, 4; Ez. 18:4; Ecles. 9:5. 

[3] 2 Cor. 5:6‑10. 

[4] Ver La Sana Doctrina, IV:2 (mayo‑abril, 1989), 4‑5. 

[5] Si eso es así, ¿quiénes testificaron a favor de Jehová en los tiempos de Jesús? Por supuesto, eran los fariseos, los escribas y los saduceos. Entonces si se originaron con Abel, tienen que trazar su historia a través de los que conspiraron para matar a Jesús en la cruz. Pertenecen a los que se opusieron a las enseñanzas de Cristo.  

[6] Antes se llamaban Estudiantes Internacionales de la Biblia.

[7] The Watchtower, April 1, 1972, p. 197; The Watchtower, April 15, 1943, p. 127. 

[8] La Atalaya del 1 de febrero de 1990 ataca una y otra vez a los clérigos o al "clero de la cristiandad" como "el hombre del desafuero" o de iniquidad de 2 Tes. 2:3.  Según dicha revista ese término se refiere a una agrupación o clase de personas que incluye a los "papas, sacerdotes, patriarcas... [y] predicadores protestantes" de las diferentes religiones y sectas de la cristiandad; todos forman parte del mundo de Satanás (pp. 10‑25).  La conclusión obvia, por lo tanto, es que no se puede confiar en ningún pastor o ministro que no sea Testigo de Jehová . 

[9] P. 16, Morey, Robert A.  How to Answer a Jehovah's Witness. (Minneapolis:  Bethany House Publishers, 1980), 63‑99.  Compara también Duane Magnani's The Watchtower Files:  Dialogue with a Jehovah's Witness.  Minneapolis: Bethany House Publishers, 1985.  Ambos contienen copias en inglés de las revistas y libros donde la Atalaya publicó sus fallidas profecías y sus doctrinas equivocadas durante un siglo de existencia. 

[10] The Time is at Hand, (Allegheny, Pc.: Watchtower Bible and Tract Society, 1897), 621; The Battle of Armageddon, Studies in the Scriptures, Series IV, 1897, p. 621; Creation, Brooklyn, N.Y.: Watchtower Bible and Tract Society, 1927, pp. 289, 298, 306; Prophecy, Brooklyn, N.Y.: Watchtower Bible and Tract Society, 1929, pp. 64‑65. 

[11] Zion's Watchtower, Jan. 15, 1892, pp. 21‑23; July 15, 1894, p. 226. 

[12] Pastor Russell's Sermons, New York: Watchtower Bible and Tract Society, 1917, p. 676.

[13] The New Creation.  Brooklyn, N.Y.: Watchtower Bible and Tract Society, 1904, p. 579.

[14] The Time is at Hand, Series II, Brooklyn, N.Y.: Watchtower Bible and Tract Society, 1912, pp. 76‑77. 

[15] The Time is at Hand, Allegheny, Pc.: Watchtower Bible and Tract Society, 1987, p. 101. 

[16] The Watchtower, 1 Sept. 1914, pp. 261‑63. 

[17] The Finished Mystery.  Brooklyn, N.Y.: Watchtower Bible and Tract Society, 1917, pp. 484‑85. 

[18] Creation.  Brooklyn, N.Y.: Watchtower Bible and Tract Society, 1927, pp. 307‑309. 

[19] Milliones Now Living Will Never Die.  Brooklyn, N.Y.: Watchtower Bible and Tract Society, 1920, pp. 88‑91; The Watchtower, April 1, 1923, p. 106; July 15, 1924, p. 211.

[20] Consolation, May 27, 1942, p. 13.

[21] Vindication.  (Brooklyn, N.Y.: Watchtower Bible and Tract Society, 1931), 338‑339. 

[22] The Watchtower, Dec. 15, 1941, pp. 372, 377. 

[23] The Watchtower, Sept. 15, 1941, p. 288. 

[24] Life Everlasting‑‑In Freedom of the Sons of God (Brooklyn, N.Y.: Watchtower Bible and Tract Society, 1966), 29‑30; Kingdom Ministry, Brooklyn, N.Y.: Watchtower Bible and Tract Society, May, 1974, p. 3; Watchtower, Brooklyn, N.Y.: Watchtower Bible and Tract Society, Aug. 15, 1968, pp. 494, 498‑99, 501; Awake, 8 Oct. 1968, p. 23. 

[25] "...de quienes [provino] Cristo según la carne:  Dios, que está  sobre todos". 

[26] "Y estamos en unión con el verdadero, por medio de su Hijo Jesucristo.  Este es el Dios verdadero y vida eterna." 

[27] "...Tomás le dijo:  '­Mi Señor y mi Dios!'" 

[28] Si el Testigo indica que la Biblia también se refiere a Satanás como dios (2 Cor. 4:4), se puede mostrarle que en su propia Biblia se escribe con minúscula pero con una mayúscula en las tres citas para referirse a Cristo.  Por lo tanto, la misma Sociedad Atalaya reconoció una diferencia enorme en el significado de dicha palabra. 

[29] Además la iglesia primitiva se refería al Padre (Ef. 1:2) y al Espíritu Santo como Jehová (compare Ex. 17:1‑7 con Heb. 3:7‑11 y Núm. 12:6 con 1 Pe. 1:21). Para el Cristiano Jehová  es Padre, Hijo y Espíritu Santo.  Ver La Sana Doctrina (I:3, Mar., 1986), pp. 2‑3. 

[30] Las citas usadas pueden incluir las que se refieren a su condición pecaminosa (Rom. 3:23, 6:23), su inabilidad de merecer o ganar la salvación por obras (G l. 2:16, Ef. 2:8‑10), la necesidad de fe personal en Cristo (Juan 3:16, Rom. 10:9‑10) y la seguridad de la salvación (Juan 3:36, 5:24).

[31] The Watchtower Files puede ser útil para esto. Es recomendable dejar hasta el último de la discusión de la dotrina de la Trinidad, porque demuestran tener una resistencia extrema hacia ella y por ser una enseñanza abstracta y díficil de aceptar de parte de muchos. Sin embargo, un método menos complicado de explicar sus fundamentos bíblicos aparece en el capítulo uno.

Sobre Nosotros

Bienvenido a nuestra página oficial. La Sana Doctrina es una revista informativa sobre las sectas y las doctrinas sanas de los Bautistas del Sur.

En Contacto

La Cumbre Calle Jefferson
#616 San Juan, PR 00926

t. 787-789-1040

e. dtmoore98@gmail.com

 

Multimedios

e. pastor.acuadrado@gmail.com

Suscribirse

© 1985 - 2020 La Sana Doctrina. Diseño web por el  Pastor Albert Cuadrado.